Viga maestra tambaleándose

0 269

Se dice que el cobre es la viga maestra de nuestra economía. Así lo parecieran corroborar las altas tasas de crecimiento económico que tuvimos mientras el precio del cobre estuvo elevado y la significativa reducción de dicho crecimiento desde que ese precio se redujera en aproximadamente un 20%.                     Rolf Lüders  Economista

(…)  Hay consenso en que la demanda por cobre seguirá creciendo a tasas históricas, pero los pronósticos de precio sugieren que éste será, en el largo plazo, algo inferior al actual. ¿Podremos competir en un mercado así?

Hasta 2007, sólo el 10% de la producción mundial tenía un costo total a cátodo inferior a Chile; en cambio, el año pasado ese porcentaje ya superaba el 30%. Este aumento de costos tiene muchas explicaciones, que se pueden resumir en que mientras el índice de productividad de la minería en Chile se redujo a casi la mitad desde el año 2000, el índice de remuneraciones reales aumentó en un 150%. No es de sorprender, entonces, que Chile haya caído en el ranking de potencial minero del segundo lugar, en 2004, al décimo primer lugar en 2013.    

Es en este contexto que hay que analizar la situación de Codelco. Sin su programa de inversiones -que es de unos US$ 26 mil millones entre 2013 y 2017- el actual excedente, según las propias estimaciones de Codelco, iría reduciéndose hasta llegar a unos US$ 500 millones en el 2017, para luego tender a desaparecer. En cambio, si se ejecuta completamente su programa de inversiones, los excedentes -según Codelco- disminuirían, pero en menor grado, hasta 2017, y luego volverían paulatinamente a los niveles actuales en el 2027.

La inversión mencionada de Codelco es -dado el mercado en que se inserta- muy riesgosa. Es, además, gigantesca, dado que iguala aproximadamente, para cada uno de los cinco años del programa, ya sea al gasto fiscal total en educación del año 2012 o a la caja generada por la empresa en ese mismo año, que fue excepcional.

¿No sería más conveniente -de acuerdo a la lógica propia de una economía social de mercado- transformar, como sugieren algunos, una buena parte de la riqueza que aún tenemos en Codelco en un fondo soberano diversificado internacionalmente? Por una parte, para el Fisco se liberarían, para usos socialmente más rentables, los cuantiosos recursos netos que alternativamente habría que dedicar en los próximos años a financiar el programa de inversiones de Codelco. Además, se obtendrían los dividendos que genera el fondo. Codelco, por su parte, se liberaría de los problemas inevitables de gobierno corporativo que todavía sufre, lo que aumentaría su valor para beneficio del país. 

http://diario.latercera.com/2013/07/05/01/contenido/opinion/11-140822-9-viga-maestra-tambaleandose.shtml

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.