Que Pensar — 25/07 al 01/08

0 339

Los estudiantes secundarios en una especie de paso de magia ya no se declaran “indignados”. Insinúan que ahora van  abandonar las tomas y optar por presentar sus ideas a los candidatos presidenciales.

La verdad es que ellos nunca estuvieron indignados. Ellos fueron usados con encapuchados y todo por líderes de la izquierda para contribuir a dar la impresión que Chile está indignado y que es preciso cambiar el “modelo”. Una jugada artificial para engañar a la opinión pública y llevarla a apoyar candidatos de izquierda que propician un cambio completo de la institucionalidad de Chile.

El malestar real que puede existir entre los escolares chilenos y en la juventud de un modo general se explica, no por problemas en los programas de estudio y cosas análogas, sino que como consecuencia de  una pérdida de identidad, de una ausencia de valores que los lleva a un relativismo moral de graves consecuencias, como el consumo de alcohol y drogas, el libertinaje sexual y las actitudes contestatarias.  

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.