Que pensar 07 al 14 del 02

0 281

Continúan surgiendo críticas bien fundamentadas acompañadas de preocupaciones sobre algunos de los pilares del programa de gobierno de la Sra. Bachelet, como son la reforma tributaria y educacional. Movido por un mito igualitario contrario a la propia naturaleza de las cosas, el programa de gobierno puede redundar en un retroceso económico y social de graves consecuencias.

Imaginar que estatizar la educación mejora su calidad y por esta forma favorece el progreso social de las clases inferiores no pasa de un mito indefendible, como se ha comprobado ahora –como se verá- por la experiencia francesa.

Igualitarismo como prioridad política y progreso socio-económico son términos contradictorios. La experiencia histórica muestra que una sociedad igualitaria difunde la pobreza y el descontento y sólo se consigue mantener coartando la libertad y estatizando la vida social y económica del país. Es lo que se está viviendo hoy en países como Venezuela y Argentina.

Esta realidad debiera estar presente entre los chilenos cuando comiencen a aparecer las garras del estado en el futuro gobierno.  

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.