Obsesión igualitaria

0 229

Domingo 30 de marzo de 2014

Señor Director:

Es de prever que las propuestas del Gobierno para superar las actuales dificultades de la educación chilena no constituirán una solución seria. Solo acarrearán nuevas cargas y problemas. Ello, mientras sus personeros persistan en definir sus políticas públicas como una “lucha por la igualdad”, cuando en realidad lo que quieren implantar es el igualitarismo, asumido como una obsesión ideológica, como panacea mítica, que les ciega a la observación más elemental, cual es la riqueza y pluralidad de la misión educativa, sea en cuanto a las instituciones que deben concurrir a impartirla, sea en cuanto a su contenido.

La propia noción de educación del programa de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet da una clave en esta línea, cuando se afirma, a modo de definición dogmática e imperativo autoritario, que “terminaremos con toda forma de selección a nivel de escuela, tanto económica, social, académica o conductual”. ¿Ésa es la educación “de calidad” prometida? ¿Una calidad sin selección? ¿Un hierro de madera?

Manifestación sintomática de esta obsesión ciega por la ideología igualitaria, donde lo que importa es nivelar para abajo, y no elevar el conjunto a niveles cada vez más altos, es negarse a mirar (para los efectos de los aportes del Estado) el inmenso aporte de la educación superior “privada” (término demagógico y confuso) a la producción científica del país, comprobado por cifras duras, que en términos absolutos superan al de las universidades estatales.                                                                        Julio Alvear Téllez

http://www.elmercurio.com/blogs/2014/03/30/20647/Obsesion-igualitaria.aspx

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.