El gobierno socialista que se cuide: la opinión pública está comenzando a despertar

0 238

 

Proyectos educacionales son más valorados de lo que se pensaba

Los políticos comienzan a palpar una creciente inquietud en sus distritos, porque los cambios anunciados generan incertidumbre. Lo que está ocurriendo era algo esperable, pero parece haber tomado por sorpresa a las autoridades… Sábado 21 de junio de 2014

 

El proyecto de ley que termina con el copago, el financiamiento compartido y la selección ha encontrado oposición mayor que la esperada en vastos sectores de la población, particularmente en grupos medios. Los políticos comienzan a palpar una creciente inquietud en sus distritos, porque los cambios anunciados generan incertidumbre. Lo que está ocurriendo era algo esperable, pero parece haber tomado por sorpresa a las autoridades, ya que el discurso sobre el fin del lucro y del financiamiento compartido, por ejemplo, parecía gozar de gran apoyo en la ciudadanía.

Sin embargo, el paso de ideas tan genéricas -que así planteadas suenan a eslóganes- a la realidad supone afectar proyectos educacionales específicos que determinadas comunidades valoran enormemente. Algo de eso se evidencia en la evaluación de la educación que la población hace en estudios de opinión pública: ella no es tan positiva respecto del sistema educacional en general, pero el colegio al que se envía a los hijos o con el que las familias se relacionan suele estar bien evaluado. Si los padres perciben que son los proyectos educativos que han elegido para sus hijos los que están siendo puestos en riesgo por la iniciativa, difícilmente van a apoyarla; más bien la van a resistir.

Son estos aspectos los que, en las democracias maduras y sólidas, llevan a que cambios de esta naturaleza sean muy graduales, y tanto más en educación, que es una dimensión fundamental en la vida de las familias. Por eso, “los cambios de paradigma” o las “refundaciones” en esta sensible área despiertan resistencia en los sectores medios, que posiblemente son los que más valoran los beneficios de la oferta diversa que permiten el lucro y el copago. El que se haya pensado que estos factores eran fácilmente modificables, y que eso gozaría de gran respaldo ciudadano, muestra incomprensión del desarrollo de nuestra enorme clase media, que si bien está lejos de ser un grupo homogéneo, valora las opciones educacionales que tiene en la actualidad.
http://www.elmercurio.com/blogs/2014/06/21/22887/Proyectos-educacionales-son-mas-valorados-de-lo-que-se-pensaba.aspx

 

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.