El FMI entra en la contramano

0 227

FMI: insuficiente análisis de la economía chilena

La entidad hace un reporte equivocado, pues no detecta el deterioro en las políticas que contribuyen a los fines de progreso que debe promover.  24/07/2014

       

En su reciente reporte sobre Chile, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta como escenario base una tasa de crecimiento de 4,1% anual para el período 2014-2019, tasa en sí modesta, amén de que supone que la productividad crece más que el 0,4% anual observado en la última década, algo difícil de asegurar. En estas circunstancias se habría apreciado especialmente una evaluación más rigurosa de las reformas propuestas por el gobierno en el ámbito tributario y educacional, que suponen riesgos significativos para mejorar esa productividad.

El trabajo presentado, sin embargo, a pesar de haber sido desarrollado cuando el gobierno aún insistía en un alza mayor de impuestos a las empresas y en eliminar las disposiciones tributarias pro ahorro en la legislación chilena, parece condescendiente con las propuestas oficialistas, advirtiendo suavemente acerca de posibles efectos sobre el ahorro, por lo que se alegra de una aplicación gradual. Asimismo, no hay un análisis más crítico de un proyecto de reforma educacional que al menos debería ser mirado con cautela, por cuanto busca reducir drásticamente el actual aporte de recursos privados al financiamiento educacional.

El FMI consigna lo que es ampliamente conocido: que Chile, en pocas décadas, ha pasado a tener el ingreso per cápita más alto en América Latina; que su desempeño en reducción de pobreza y extrema pobreza es notable, y que ha llegado a obtener los mejores resultados en la región en las pruebas internacionales que permiten comparar calidad y acceso a educación. Al momento de afinar su diagnóstico sobre logros en materia de igualdad, sin embargo, reproduce en forma bastante directa la noción más difundida, de un país que debe modificar sus políticas, porque avanza muy lento en mejorar la distribución de ingresos. Ese diagnóstico, que es el convencional, se ha visto cuestionado en Chile, especialmente en cuanto a sus implicaciones de política, por análisis más recientes (Sapelli, Claudio, 2011), que aplicando las metodologías más establecidas encuentran que la movilidad social y la distribución de ingresos difieren fuertemente según el rango de edad de la población analizada, y que promedios bastante estables para la población como un todo esconden indicadores de movilidad social e igualdad mejores mientras más joven es la población analizada, lo que llama a perseverar en las políticas sociales que han determinado esta positiva evolución. Estos análisis no son mencionados en el trabajo del FMI.

La tarea específica del FMI es el apoyo financiero a países en dificultades. Sus revisiones más exhaustivas de políticas en diferentes ámbitos, sin embargo, podrían ser muy útiles para identificar los enfoques económicos y sociales que resultan beneficiosos para sus países miembros. En este caso, cuando un país tan exitoso como Chile está embarcado en reformas profundas en áreas fundamentales, de por sí riesgosas y fundadamente cuestionadas, y más aún en un período de menor crecimiento, el análisis aportado por el FMI ha resultado insuficiente en relación a las expectativas que genera la opinión de dicha institución.

http://www.latercera.com/noticia/opinion/editorial/2014/07/894-588089-9-fmi-insuficiente-analisis-de-la-economia-chilena.shtml

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.