Efecto dominó: Las consecuencias de las tomas y desalojos de establecimientos

0 281

“La situación no es sólo un problema de seguridad pública, sino que uno mayor y que afecta la pedagogía, las confianzas y los tiempos para la educación a la cual aspira el país”, señala el vicedecano de la Facultad de Educación de la PUC.

La Segunda Online viernes, 28 de junio de 2013

Sergio Martinic, el  vicedecano de la Facultad de Educación de la Pontificia Universidad Católica de Chile escribió una columna de opinión para La Segunda Online en la que trata la contingencia de los estudiantes. “Las consecuencias de las tomas de establecimientos y desalojos  se han definido sólo como un problema de seguridad y orden público.  Con ello se reduce el problema y descuidan  las consecuencias que tienen para el aprendizaje y  el orden  del sistema educativo en su conjunto. 

En una semana en tiempos normales en Enseñanza Media se cursan entre 38 y 42 horas pedagógicas. En dos semanas de interrupción de clases por tomas y retomas los estudiantes pierden  la mitad de las 154 horas pedagógicas que agregó la Ley de Jornada Escolar a nuestro sistema escolar. Si asumimos que existirán futuras manifestaciones y eventuales nuevas tomas es probable que, en promedio, la población escolar en esta situación  pierda en pocas semanas todas las horas de clase que incrementó en un año escolar la Jornada Escolar Completa.  De este modo, en poco tiempo, se anula el esfuerzo que ha realizado el país por ampliar los espacios y las oportunidades de aprendizaje de nuestros estudiantes.

Las horas de clases perdidas son un tiempo precioso que afecta la calidad de los aprendizajes. En un período normal de clases, según estudios del Ministerio de Educación,  se logra cubrir entre el 74 y el 84% de los contenidos curriculares de Lenguaje, Matemáticas y Ciencias, entre otras materias.  Es muy probable que con las clases perdidas en el año en muchos establecimientos ya no se pueda garantizar la enseñanza, y menos el aprendizaje, de la mitad de los contenidos definidos en el currículo. Esta situación afecta, principalmente, a los establecimientos municipales contribuyendo así a aumentar la brecha en las oportunidades y resultados educativos de nuestros estudiantes.

En la práctica pueden existir diversas estrategias de recuperación de las clases perdidas. (…) Por último, los planes de recuperación que suelen diseñar los establecimientos en muy pocos casos han resultado ser exitosos y sólo garantizan la entrega de contenidos mínimos y reducidos. Todas estas y otras estrategias, finalmente,  dan cuenta de  otras dimensiones de las desigualdades ya existentes.

De este modo para lograr la calidad y equidad de los resultados lo mejor es tener buenas clases. La actividad pedagógica se organiza en secuencias presenciales, cuya progresión y continuidad  es muy difícil de sostener con interrupciones prolongadas y numerosas a lo largo del año escolar. (…) Por ello, la situación no es sólo un problema de seguridad pública, sino que uno mayor y que afecta la pedagogía, las confianzas  y los tiempos para la educación a la cual aspira el país”.

http://www.lasegunda.com/Noticias/Educacion/2013/06/859652/Efecto-domino-Las-consecuencias-de-las-tomas-y-desalojos-de-establecimientos

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.