Vergonzosa elección en la ONU

0 53

Cuesta entender que la región haya escogido a Cuba como uno de sus representantes en el Consejo de DD.HH.

Una vez más, el Consejo de Derechos Humanos, CDH, de Naciones Unidas acoge en el foro a países reconocidos por su falta de respeto, e incluso violaciones, a los derechos que debe defender y promover. Cuba, China, Rusia, y también Uzbekistán y Gabón, junto a otros doce países, fueron elegidos recientemente para incorporarse a este organismo, por los próximos tres años. Los cinco están catalogados por Freedom House como países “no libres”, en un ranking que evalúa las libertades civiles y los derechos políticos.

El CDH reemplazó en 2006 a la Comisión de Derechos Humanos, blanco de críticas de los países democráticos por fallar en su cometido. El nuevo organismo, formado por 47 países elegidos en la Asamblea General, sobre la base de representación regional, tiene las mismas falencias, porque muchos Estados que lo integran no cumplen la regla básica para examinar con objetividad la vigencia de los derechos humanos, cual es la de respetarlos. Por esta razón, Estados Unidos se retiró en 2018, una polémica deserción que dejó al Consejo más debilitado.

Varios de los actuales miembros del CDH son reconocidos por sus atropellos; entre ellos, algunos que han sido objeto de investigaciones y resoluciones del mismo Consejo, como Eritrea, la República Democrática del Congo y Venezuela, motivo de un lapidario informe dado a conocer hace pocas semanas y que ganó el año pasado un escaño, en plena crisis política y humanitaria.

Llama la atención la falta de voluntad de los países democráticos por elegir representantes de sus regiones que puedan ejercer una fiscalización real del respeto de esos derechos.

Este año, América Latina y el Caribe, a la que corresponden ocho asientos, debía tener candidatos para tres cupos, y presentó a Bolivia, México y Cuba, la que ya ha participado en el CDH durante cinco períodos desde que fuera creado. Cuesta entender que la región no tenga un representante más idóneo y repita a una dictadura de sesenta años como su mejor opción.

Según Human Rights Watch, el sistema de nombramiento por región y de un solo candidato por cupo, “convierte a las elecciones en un mero trámite, y el voto secreto oculta un tráfico de favores entre naciones”. Si este es el caso, la práctica es condenable, y se esperaría que gobiernos con una política exterior responsable puedan adoptar decisiones en conjunto por el bien de la comunidad internacional.

En el caso latinoamericano, surge la pregunta de por qué no se presentó una cuarta candidatura, la de un país democrático que tuviera éxito en la votación de la Asamblea General. Es tarea de la diplomacia lograr consensos en el plano regional; la búsqueda en conjunto con países como Brasil, Bolivia, Colombia o Perú pudo haber impedido la vergonzosa elección de Cuba.

https://www.elmercurio.com/blogs/2020/10/17/82738/Vergonzosa-eleccion-en-la-ONU.aspx

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.