¿Tormenta perfecta?

0 98

Fernando Massú T.                     El Mercurio                   17 11 2020

 

El segundo retiro desde los Fondos de Pensiones es ya casi un hecho, con lo cual de materializarse se completaría un giro del orden de US$ 35.000 MM del total ahorrado para futuras pensiones. Alrededor de cuatro millones de personas quedarían con saldo cero en sus cuentas individuales de ahorro previsional. El tercer giro ya estaría redactado, según indicó la diputada Pamela Jiles.

El impacto fiscal de ambos retiros se estima por sobre los US$ 10.000 MM. Además del negativo impacto tributario que tiene este retiro, los gobiernos futuros tendrán que hacerse cargo de financiar la pensión de aquellos que sacaron el total o parte importante de sus ahorros. Este importe es muy probable que se siga incrementando, de seguir los retiros. Pero, ¿cómo se financiarán estos recursos? ¿Se generarán por mayor crecimiento o será porque el apego a la institucionalidad y a las regulaciones hace de Chile un país atractivo para la inversión extranjera? ¿O será que el rating del país nos permitirá seguir gozando de buenas líneas de crédito a precios atractivos? ¿O, tal vez, los fondos de pensiones que resten seguirán siendo la base fundamental para la inversión local?

La amplia mayoría de los diputados justificó este segundo retiro por el cruel y dramático impacto que está teniendo la pandemia sobre las personas de ingresos bajos y medios y sus familias, y la escasa ayuda que han recibido del Gobierno. No obstante, aunque varios honorables de los que votaron a favor de este segundo retiro reconocían que esta era una mala medida, ninguno dimensionó los efectos y costos que esto significará para el país, así como tampoco la ayuda entregada por el Gobierno, ni las necesidades de aquellos que pretendían ayudar.

Qué duda cabe que de seguir en esta senda, la tormenta tropical se convertirá en huracán, y lo más probable es que el gran motor que han sido los fondos de pensiones y la inversión extranjera para nuestro crecimiento económico, y el de las familias chilenas, comience a desacelerarse, las tasas de interés de largo plazo a subir, nuestra moneda a depreciarse y sin que nuestros congresistas siquiera hubiesen advertido que el remedio pudiese ser peor que la enfermedad.

https://www.elmercurio.com/blogs/2020/11/17/83556/Tormenta-perfecta.aspx

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.