Teodoro Schmidt Weichsel

0 106

Señor Director:

Pedro Cayuqueo las emprende en contra de uno de los más respetados servidores públicos del siglo XIX, Teodoro Schmidt Weichsel. Introduce en su análisis una novedosa tesis, la que indicaría que los araucanos eran un pueblo rico. Cita testimonios de un lonko que sería dueño de engordas con miles de animales vacunos, tres mil vacas lecheras, etcétera, etcétera. En resumen, un verdadero latifundista.

También, en otra cita, menciona que habitaban en casas espaciosas, serían gente trabajadora y tendrían campos extensos y bien cultivados, ganado gordo y buenos caballos.

Invito al señor Cayuqueo a leer mi libro, el cual feliz se lo hago llegar, para que contraste sus fuentes con las de mi trabajo investigativo y las expresiones de Gustave Verniory y de Claudio Gay, autores de las obras: “Usos y Costumbres de los Araucanos” y “Diez años en La Araucanía”, respectivamente.

Schmidt, como lo dice el título de mi obra, fue un inmigrante ejemplar. Trabajó casi 40 años para el Estado de Chile, muchas veces rechazando salarios que le parecían excesivos. Fue un ejemplo de austeridad, trabajo bien hecho y diálogo permanente. La mejor prueba de mi afirmación está reflejada en la célebre fotografía —exhibida en el Museo de Temuco— del ingeniero Schmidt con su teodolito, acompañado de Juan Colipí, hijo de un célebre cacique araucano y de la hija de Antonio Melín, bravo guerrero araucano. Esta misma figura se presenta en la base del monumento que el Estado de Chile instaló en la plaza que lleva su nombre en Temuco, el cual fue destruido por vándalos en pleno estallido delictual de octubre pasado.

Si la pretensión del señor Cayuqueo es objetar la forma y el fondo del proceso de incorporación del territorio de La Araucanía a Chile, buscar en Teodoro Schmidt acciones indebidas, es perder el tiempo.

Andrés Montero J.

https://www.elmercurio.com/blogs/2020/06/01/79191/Teodoro-Schmidt-Weichsel.aspx

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.