Tensión en el Frente Amplio por fallo de La Haya en demanda marítima

0 96

Este 1 de Octubre conocerá el fallo en La Haya, respecto a la demanda marítima boliviana, por medio de la cual Bolivia, a la cabeza del presidente Evo Morales, busca negociar una salida al Océano Pacífico, por parte de Chile.

Sin embargo la tensión no sólo se ha mantenido en el gobierno de Sebastián Piñera, quien ha venido periódicamente reforzando un clima nacionalista y patriotero, sino que también comienza a colarse com una de las discusiones difíciles de abordar por parte del Frente Amplio, quienes según lo señalado a través de distintos medios, buscan evitar las “sobrereacciones”.

De acuerdo a lo señalado por el medio La Tercera “Una serie de conversaciones entre actores de la oposición se ha llevado adelante en las últimas semanas de cara al fallo de La Haya por la demanda boliviana”, aunque agregando que los contactos se mantienen hasta ahora por reserva. Todo esto debido a que algunas voces al interior del conglomerado ciudadanista, estarían a favor de retirarse del denominado Pacto de Bogotá.

“Estamos buscando la posibilidad de comunicarle al país nuestra opinión y si existe la posibilidad de realizar una declaración conjunta la haremos. Sea cual sea el resultado hay que acatarlo. No está en juego ni la soberanía ni el territorio nacional. Esto es más bien un llamado a la calma, a no tener sobrereacciones inapropiadas” señaló el diputado de Revolución Democrática (RD), Pablo Vidal.

Por otra parte, alguien que estaría buscando un mensaje de unidad, es el diputado del Partido Socialista (PS), Carlos Ominami, quien para el mismo medio, ha manifestado “Estamos enfrentando esto en menos buen pie de como lo hicimos en el primer gobierno de Piñera, en el caso con Perú. Ahí, antes del veredicto de La Haya, firmamos un acuerdo todas las fuerzas principales fuerzas políticas de respeto al fallo. Ojalá que pudiéramos esperar una iniciativa de compromiso con el respeto del veredicto”.

La situación internacional y división de aguas

Ya veíamos hace unas semanas como la discusión sobre los Derechos Humanos (DD.HH), ligados a la situación internacional en países como Cuba, Venezuela y Nicaragua generó tensiones importantes al interior del Frente Amplio (FA), visualizando los diversos sectores políticos al interior del conglomerado, y resaltando también la carencia de un proyecto estratégico común. En el caso de la demanda marítima por parte de la nación boliviana, también parece abrirse un situación de conflictos, donde sectores del FA, apelando a cierto carácter de gobernabilidad, buscan tener una línea de unidad a la que sin duda apuesta a hegemonizar la oposición burguesa de la ex Nueva Mayoría, quienes llaman a respetar el fallo en La Haya. Dicha ubicación sólo vislumbra la adaptación de los sectores más a derecha dentro del FA, quienes no logran diferenciarse en manera alguna, a las clásicas fuerzas de centroizquierda, que delegan las responsabilidades internacionales, a organismos y tratados que reproducen una concepción neoliberal y burguesa sobre el territorio. Es ahí que la unidad de explotados y oprimidos en contra de la política nacionalista del gobierno de Sebastián Piñera, y el tramposo discurso “democrático” y de “soberanía” del presidente Evo Morales, acrecentando los nacionalismos y divisiones entre los pueblos de Chile y Bolivia, sólo significan mayores ganancias para los capitalistas, que son quienes terminan sacando la mejor tajada.

 

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.