¿SOLIDARIDAD Y PRIORIDADES BAJO LA PANDEMIA

2 288

Fernando Hormazábal Díaz.  27/3/2020

 

El ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, en un matinal de TV (25 marzo Mega) hizo un llamado a la solidaridad de los empleadores, con el objeto de que las personas que cumplan funciones de asesoras de hogar, no asistan a sus trabajos, sin que ello les afecte en sus remuneraciones, es decir con cargo a quienes necesitamos de sus servicios. Lo anterior fue confirmado posteriormente por el intendente Guevara. Dada la pandemia que azota al mundo, de la que nuestro país no ha escapado, parece absolutamente razonable para evitar su expansión. En mi caso particular -como muchos otros, me imagino- en forma voluntaria habíamos llegado a esa decisión, pero ahora fue impuesta por la autoridad en razón del Estado de Catástrofe. Sin embargo, esta norma tiene un trato diferente para aquellos empleadores que pueden llegar a un acuerdo con sus trabajadores, en el sentido de suspender sus contratos, pagando tan solo el 50% de sus remuneraciones y el saldo, con cargo a los seguros de cesantía, según lo manifestado por la ministra del Trabajo en una entrevista televisiva.

En las comunas afectadas por la cuarentena reside una gran cantidad de adultos mayores, muchos que viven solos, octogenarios y no exentos de enfermedades invalidantes, que demandan grandes costos en los tratamientos de sus enfermedades, que bajo estas disposiciones se verán gravemente afectados no solamente por la carencia de dichos servicios, sino por el costo de asumir el pago de dichas remuneraciones, sin poder recurrir al beneficio antes indicado para las empresas.

El gobierno impone ahora la solidaridad, pero yo le pregunto a los señores parlamentarios ¿qué hay de ellos? Con anterioridad al “estallido social”, luego delincuencial, en forma expresa han diferido la rebaja de sus remuneraciones, la disminución parlamentarios y asesores, gastos y otras prebendas, que llegan en algunos casos hasta los 30 millones de pesos mensuales;[1] este llamado tampoco ha sido escuchado por los directores, y altos ejecutivos de empresas del Estado con dietas que en algunos casos superan los 8 millones de pesos mensuales[2]; y remuneraciones que centuplican los salarios mínimos[3] ¿qué pasa con los expresidentes de la república? que siguen percibiendo dietas y otros gastos que superan los 18 millones de pesos mensuales[4]; donde están las prioridades del gobierno en estas circunstancias. Han seguido aportando recursos a 79 programas sociales mal evaluados que demandaron recursos por US$ 4.225 millones[5]; $30 mil millones será el costo del plebiscito[6], sin considerar el de las futuras elecciones. ¿Elecciones de gobernadores? cuando aún no se tiene claro sus atribuciones en relación con la de los delegados presidenciales. Los señores políticos preocupados de un plebiscito, cuando se ignora por cuánto tiempo se extenderá esta pandemia; $15.000 millones para el Ministerio de la Cultura en apoyo de los artistas, para proteger espacios y organizaciones culturales afectados por la contingencia -a decir de la ministro del ramo- obviamente, omitiendo señalar que muchos de estos desmanes fueron incitados por los propios artistas en forma pública, llegando incluso a no pocos a celebrar con alegría que se trapeara el suelo con la bandera chilena; a participar y festejar del vejamen hecho frente a La Moneda de nuestro himno patrio y defender los atentados pictóricos hechos a edificios público, por considerarlos parte del arte urbano

Además de la pandemia que nos azota, hoy estamos sometidos al rigor de un virus mucho mayor, la pérdida del sentido común.

2 Comments
  1. […] gastos y otras prebendas, que llegan en algunos casos hasta los 30 millones de pesos mensuales;[1] este llamado tampoco ha sido escuchado por los directores, y altos ejecutivos de empresas del […]

  2. […] gastos y otras prebendas, que llegan en algunos casos hasta los 30 millones de pesos mensuales;[1] este llamado tampoco ha sido escuchado por los directores, y altos ejecutivos de empresas del […]

Leave A Reply

Your email address will not be published.