El precio del fin del paro

0 124

Señor Director:

Con motivo del fin del conflicto de los trabajadores eventuales de Valparaíso, el alcalde Sharp manifestó que esta “era una buena noticia para Valparaíso, los trabajadores portuarios y sus familias. A través de este acuerdo se han reconocido sus justas demandas”.

Curiosa, sesgada y muy equivocada opinión.

Ello, porque si bien a corto plazo es cierto que el acuerdo es una buena noticia para algunos, ya que lo es para Valparaíso que dejó de ver alterada su tranquilidad y orden público por actos violentistas -muchos de ellos derechamente delictuales-, y para los trabajadores y sus familias, que obtuvieron beneficios que en derecho no les correspondían, es una pésima noticia para el país y su convivencia futura, toda vez que el acuerdo se logró con el preciso fin de poner término al chantaje ilegal y violento al que un grupo de trabajadores sometieron a toda una ciudad, chantaje agravado por las amenazas de impedir las celebraciones de Año Nuevo, generando el temor de elevados perjuicios económicos para muchos trabajadores y familias que nada tenían que ver en el conflicto.

Tan pésima noticia es que el acuerdo deja abierta una amplia puerta por donde seguirán apareciendo grupos de presión ya enterados de que con violencia podrán conseguir beneficios cuando ellos no sean posibles de lograr por los canales institucionales por no estar contemplados en las leyes que democráticamente se han dictado para los casos de que se trate.

Y pruebas al canto.

Momentos después de alcanzado el acuerdo, el vocero de los trabajadores en conflicto señaló que “tenemos que entender que las protestas, que la lucha callejera, la rabia siguen presentes. La movilización no ha parado. Esta es una primera ganancia laboral, pero se vienen cosas más importantes en el futuro”. Quedamos notificados.

Eduardo Etcheverry
Abogado

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.