Economía en la lona, pero no es knock-out

0 107

Columnistas – Martes 02 de junio de 2020

Sergio Urzúa: “Los liderazgos responsables, esos que apuestan por el bien común sin quitarle la vista al mañana, se levantan de tropiezos a sabiendas de que no hay último round. El costo social del covid-19 ha sido gigantesco. A Chile le cuentan en la lona, pero este no es un K.O”.

El golpe del covid-19 ha sido colosal. La variación de -14,1% del Imacec de abril habla de una economía nacional que está en la lona (el de mayo no será mucho mejor). Décadas de esfuerzo, sin embargo, le dan al país la posibilidad de actuar.

Basta mirar el vecindario para dar cuenta del espacio de Chile para enfrentar la crisis. Una red de protección social con la capacidad de llegar a millones de personas es uno de muchos envidiables canales de acción para conducir el apoyo social. A esto se suman los recursos adicionales disponibles: US$ 9.000 millones en ahorros (FEES), el acceso a deuda y millonarias reasignaciones. Los recursos son siempre escasos, pero fuentes de financiamiento de emergencia hay. Por supuesto, nadie sabe cuánto durará la pandemia, pero si todo lo edificado durante años no alcanza, ninguna acción improvisada nos blindará.

Naturalmente, la gravedad de la crisis suscita una inclinación política a gastar todo de inmediato. Administrar tal tentación es parte del secreto del éxito de las naciones en el largo plazo. Hay que mantener la calma, combinar urgencia y prudencia. Las familias que no tienen ni tendrán ingresos por un tiempo requieren apoyo veloz y contundente, pero actuar para evitar tal situación sin perspectiva, en forma miope, sería señal de una crisis de liderazgo que tarde o temprano nos dejará, ahora sí, en knock-out (K.O.). Aportar con esa mirada, más larga y razonada, que reconozca la emergencia, es un deber nacional.

Con tal propósito, sugiero abordar la difícil situación en tres etapas: contención, reactivación y oportunidad.

La primera, dominada por el freno al virus, es la actual. La economía se paraliza, mientras las acciones del Gobierno para mitigar el impacto son evaluadas y complementadas para asegurar efectividad. ¿Por cuánto tiempo? El virus lo dirá. Por eso amarrarse a fechas o montos puede ser políticamente atractivo, pero es una camisa de fuerza que ante la incertidumbre es mejor evitar. En la contención hay que actuar con prisa y cuidar la salud física, financiera y mental.

La siguiente etapa será la de reactivación. Algunas medidas sanitarias se mantendrán y la posibilidad de un rebrote de la enfermedad existirá. Testear continuamente y a gran escala dará confianza a la población y brindará algún sentido de normalidad. A esto se sumarán acciones para activar la iniciativa privada y retirar algunas medidas económicas implementadas en la etapa inicial. También se reconocerán los gastos transitorios que se transformarán en permanentes. Y mientras más grandes sean estos, mayor la presión por impulsar un alza de impuestos para financiar. ¿Ve que es importante comenzar a pensar bien en las cosas desde ya?

La tercera será la de oportunidad. Puede sonar lejana, pero parte del mundo ya está aprovechándola y el país no se puede restar. El distanciamiento social ha acelerado los cambios que anticipábamos de la cuarta revolución industrial. El gigantesco experimento que ha significado la pandemia transformará colegios, universidades, empresas e industrias. ¿El Estado regirá los esfuerzos? Apuesto más por las fuerzas del mercado y el emprendimiento individual. Actuar hoy sin tener eso en el horizonte, sin reconocer los desafíos y oportunidad del cambio, podría significar en algunos años pérdida de competitividad e incluso mayor desigualdad.

El futuro es el resultado, en gran parte, de lo que hacemos (o dejamos de hacer) en el presente. Los liderazgos responsables, esos que apuestan por el bien común sin quitarle la vista al mañana, se levantan de tropiezos a sabiendas de que no hay último round. El costo social del covid-19 ha sido gigantesco. A Chile le cuentan en la lona, pero este no es un K.O.

Sergio Urzúa
U. de Maryland y Clapes-UC

https://www.elmercurio.com/blogs/2020/06/02/79218/Economia-en-la-lona-pero-no-es-iknockouti.aspx

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.