Derechos sociales

0 78

Viernes 21 de agosto de 2020

Señor Director:

En el valioso intercambio de ideas que se sostiene en este espacio sobre los derechos sociales convendría no perder de vista que durante la vigencia de la Constitución que nos rige, la pobreza —sin que se haya consagrado explícitamente el derecho a salir de ella— se redujo a niveles de un dígito (como proporción de la población), un resultado que ha puesto a Chile entre las naciones que más la redujeron a nivel mundial en las últimas décadas y a la cabeza de América Latina. ¿Puede haber un derecho más trascendente para millones de personas, descontando el derecho a la vida y la salud, que abandonar la miseria en la que han venido al mundo y en la que han vivido por años injustamente? Pues bien, en nuestra región no faltan las naciones, independientemente de lo dictado por sus cartas fundamentales, que en lugar de disminuirla la han visto crecer a ojos vista.

En cuanto al derecho a la salud, consagrado en la Constitución vigente (un saludo a la bandera en palabras de Agustín Squella), es del caso revisar la posición de Chile en el ranking Bloomberg de los países más saludables del mundo publicado el año pasado. En el lugar 33, compartido con Costa Rica, solo es superado en la región por Cuba. Se repite en este caso un rendimiento positivo, entre los mejores de la región, respecto del que es quizás “el más icónico” de todos los derechos sociales (las palabras son de Sebastián Edwards).

Se puede constatar que la declaración de derechos sociales en el texto fundamental no es una condición para que un país alcance altos niveles de desarrollo humano, como lo demuestra fehacientemente nuestro caso, ni tampoco lo es que consagrándolos se asegure su satisfacción en niveles satisfactorios.

Claudio Hohmann

https://www.elmercurio.com/blogs/2020/08/21/81288/Derechos-sociales.aspx

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.