Colegio de Independencia cuyos alumnos rechazaron leer a Lemebel se vuelve mixto y otro se declara “multigénero”

0 352

La reciente decisión del Instituto Nacional y del Liceo 7 de Providenciade volverse mixtos, aceptando en sus aulas a niñas y niños, respectivamente, es algo que se está repitiendo en otros establecimientos. Ese es el caso del Liceo San Francisco de Quito y del Liceo Rosa Ester Alessandri Rodríguez, ambos de Independencia, que hoy decidieron dejar la modalidad monogenérica para aceptar a niñas y niños en sus aulas, respectivamente.

El primero protagonizó una polémica en diciembre, cuando los escolares de 3° Medio se negaron a leer el libro “La esquina es mi corazón”, de Pedro Lemebel, debido a que varios de ellos consideraban que se estaba produciendo una “homosexualización”. Esto dividió a la comunidad y fue rechazado por la misma municipalidad.

“Reflexión por la controversia”

Pero ese episodio hizo que hoy el colegio diera un giro, pues su Consejo Escolar decidió por unanimidad volverse mixto. El alcalde de Independencia, Gonzalo Durán, explica que esto “fue producto de la reflexión de la comunidad, que el año pasado tuvo una controversia yahora decidió ponerse a tono con la discusión nacional, por lo que se volverá mixto a partir del próximo año”.

El cambio comenzará en los cursos de prekínder y kínder, porque se debe modificar la infraestructura del establecimiento y sumar más recursos. “El liceo venía reflexionando esto, pero el episodio del año pasado (el rechazo a Lemebel) fue doloroso, lo que contribuyó a revisar los paradigmas y a que esta decisión fuera unánime”, explica.

Aceptación a estudiantes trans

Pero este no es el único caso. El Liceo Rosa Ester Alessandri Rodríguez, tradicionalmente de niñas, ahora recibirá a niños, pero decidió ir más allá y declararse “multigenérico”, por lo que abiertamente aceptarán estudiantes trans, siendo el primer colegio del país en autodefinirse así.

“Ese establecimiento ha venido a la vanguardia respecto de temas de género en la construcción de su proyecto educativo. Pero ahora tomó una decisión histórica, que marcará la pauta para el resto del país, porque al volverse multigenérico, se hace cargo de los cambios de la sociedad”, agrega Durán.

Esta modificación implicará, además, que se le cambiará el nombre al liceo. Ello será decidido de forma participativa por esa comunidad. Al mismo tiempo, la comunidad escolar decidió que cada sala llevará el nombre de personalidades feministas y de la diversidad sexual, a modo de homenaje, y cambiarán el uniforme escolar.

La directora del Departamento de Educación Municipal de Independencia, Claudia Carrillo, explica que la discusión comenzó hace un año, cuando ellos mismos convocaron a los colegios a abrir el debate. También se desarrollaron conversatorios antes de tomar una decisión.

“Esta fue una grata sorpresa, porque los actores de las comunidades tienen opiniones encontradas, pero decidieron aceptar el cambio. En el caso del Liceo Rosa Ester Alessandri Rodríguez, había una discusión más avanzada, innovadora y transformadora, porque al ser multigénero, acogen la diversidad sexual que por cierto ya existe en los establecimientos. Y con ese sello, van a revisar su proyecto educativo”, agrega.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.