Canciller ante la OEA: dice que Chile “no era un país con cultura migratoria” y llama a concentrar esfuerzos en “superar” la dictadura de Maduro

0 272

Autor: Alejandra Jara

Este viernes, el canciller Teodoro Ribera, expuso en el Consejo General de la OEA que se está celebrando en Medellín, Colombia, donde abordó la situación migratoria de Chile y se refirió a la llegada de venezolanos,quienes representan la segunda comunidad extranjera más grande de Chile con más de 300 mil miembros.

Su participación en esta instancia -donde se aborda el informe del Grupo de Trabajo de organización sobre la crisis de migrantes y refugiados venezolanos en la región- se produce en medio de la crisis que se vive en las fronteras del norte de Chile, hasta donde han llegado cientos ciudadanos de ese país durante los últimos días.

La crisis migratoria expresa la situación actual de Venezuela, personas que tienen que migrar no sólo por razones políticas, emigran por alimentos, emigran por salud, emigran porque sus perspectivas de vida se han acabado en el país de origen. Imagínense lo que tiene que ser para una madre salir de un país con sus hijos con destino incierto. Esa decisión sólo se toma cuando uno no ve un destino alguno en el propio país”, expresó la autoridad.

Ribera sostuvo que se deben concentrar los esfuerzos “en superar la causa misma” de la crisis en dicho país apuntando a la “dictadura de Nicolás Maduro”.

Además reconoció que Chile “no era un país de cultura migratoria”. “Nosotros no tenemos esa cultura migratoria que tienen otros, bueno hemos tenido que adoptar medidas que buscan facilitar la regularización migratoria, hemos buscado como mejorar los sistemas de ingreso, que sea más ordenada y segura”, dijo el ministro.

Ribera aseguró que “un gran problema de la migración, está en que cuando la migración es irregular, es una migración que da pauta a la explotación de terceros y el migrante está indefenso, no recurre quizás a las instituciones públicas tiene miedo de que si reclama puede ser expulsado”.

“Queremos reiterar que Chile continuará utilizando las herramientas de nuestro ordenamiento jurídico para ofrecer una mano solidaria y responsable al pueblo venezolano, que ha sufrido masivamente las consecuencias de vivir bajo la dictadura de Nicolás Maduro. Y procuraremos que las personas que lleguen a nuestro país, puedan insertarse adecuadamente, puedan gozar de los beneficios que les otorgamos a toda la población con prescindencia de su nacionalidad”, expresó, cerrando con esta frase su intervención.

Canciller ante la OEA: dice que Chile “no era un país con cultura migratoria” y llama a concentrar esfuerzos en “superar” la dictadura de Maduro

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.