Ataque incendiario

0 40

Señor Director:

El reciente ataque incendiario en Angol, con más de quince camiones quemados, propiedad de un empresario forestal, ya no parece sorprender a nadie. Lamentablemente hemos normalizado este tipo de violencia en la zona sur y la impunidad de sus autores.

Resulta difícil entender la pasividad del Gobierno ante la magnitud del problema. No sabemos si es inoperancia, indiferencia, desidia o derechamente complicidad de la autoridad, pero la inacción del Gobierno abruma. Difícilmente en la historia moderna de nuestro país podemos encontrar una situación similar a la que se está viviendo en el sur del país. No se necesita ser un experto para suponer que ante la inacción de la autoridad la temeridad de los violentistas se incremente. Si antes eran atentados contra la propiedad en zonas rurales, ahora somos testigos de atentados en zonas urbanas y con pérdidas de vidas humanas. Aun así, parece que esta realidad no conmueve al país o a sus autoridades. ¿Qué se espera? ¿Cierre de actividades productivas en la zona y desempleo? ¿Enfrentamientos entre civiles? ¿Autodefensa?

Las condenas verbales de los políticos no modifican la violencia, como tampoco las querellas permiten dar con los responsables. A todos quienes reconocemos el aporte de la actividad forestal al desarrollo del país nos embarga solo incredulidad y abatimiento. No nos queda más que empatizar con las víctimas, con su frustración e impotencia.

Roberto Cornejo Espósito
Presidente nacional Colegio de Ingenieros Forestales de Chile

https://www.elmercurio.com/blogs/2020/10/11/82590/Ataque-incendiario.aspx

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.