¿Retroexcavadora contra la vida?

11 678

La lógica de la retroexcavadora consiste en aprovecharse de una mayoría parlamentaria para transformar a Chile de alto abajo. Su lógica es simple: son mayoría en el Congreso, tienen el Gobierno y quieren transformar al País; luego, tratan de hacerlo de inmediato y hasta el fondo.

Así ella está funcionando. Sin embargo, esta semana pasó a transformar un aspecto mucho más grave de nuestra sociedad: la sobrevivencia en el vientre materno de los niños por nacer.

En efecto, la presentación de un Proyecto de aborto, por parte del Ejecutivo, supuestamente “limitado” a tres circunstancias pondrá una espada de Damocles sobre todos los chilenos por nacer.

Esto dependerá principalmente de los votos de la DC. ¿Y quién puede garantizar esos votos, cuando por un lado un sector dice que los parlamentarios que voten a favor deberán salir del Partido y por otro, el Jefe de la bancada DC declara que “No aceptaré amenazas de expulsión del partido de los que voten a favor del proyecto de aborto”?

Aprovechando esta vacilación de sus “compañeros de ruta” los sectores más obsesionados en la Nueva Mayoría por comenzar con la matanza de los inocentes, se ensañaron contra el Rector de la Universidad Católica por sus categóricas declaraciones a respecto del derecho de objeción de conciencia que es absolutamente elemental.

Muy en la lógica de la retroexcavadora, el diputado Schilling respondió de modo amenazante que habría que “expropiar” el Hospital de la UC porque éste se opone al aborto. Igual medida habría que realizar entonces con los otros hospitales que esta semana declararon que asumirán la misma posición que el de la Universidad Católica, los hospitales de San Bernardo, de la Universidad de los Andes y de la Cámara de la Construcción.

Por su parte el Ministro del Interior y Vicepresidente, Peñailillo, se refirió a la opinión del Cardenal Ezzati contra el aborto, como una mera opinión. Es decir, lo dicho por la máxima autoridad eclesiástica, que representa el sentir de la mayoría de la población de Chile, no pasa, a los ojos de la Nueva Mayoría, de una simple “opinión”, como si fuese una opinión cualquiera.

El anunciado viaje de Bachelet al Vaticano, la misma semana que presenta el Proyecto de aborto, parece indicar el deseo de tratar de anular la reacción de los católicos por una sonriente fotografía al lado del Papa Francisco.

En realidad, la vida de los que están por nacer dependerá de la fuerza con que los católicos sepamos defender la integridad del derecho a la vida.

De lo contrario, ¡la retroescavadora dejará a Chile irreconocible!

Por ello Credo Chile prepara un documento que pondremos en sus manos las próximas semanas y que, contribuirá a proporcionar argumentos morales y científicos para todos aquellos que estamos comprometidos con el Mandamiento de la ley de Dios: No Matarás.

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.