La realidad social que se trata de ocultar

3 544

Un país más equitativo

Ignacio Irarrázaval

Se ha tratado de transmitir que Chile está estancado en desigualdad. No es así. Es uno de los pocos países que ha presentado mejoras. por Ignacio Irarrázaval

Los resultados de la Casen 2013 bien valían ser presentados en forma amplia y solemne, y no un tardío sábado de enero. No nos equivoquemos: bajo todos los parámetros que entrega esta versión de la encuesta, Chile es hoy un país más equitativo; esta es la principal y más sólida conclusión a partir de los datos entregados, lo que debería alegrarnos y enorgullecernos.

Vamos por parte. En primer lugar, en términos de la pobreza, tanto la medición tradicional que compara los datos desde 1990, la medición nueva que incorpora nuevos criterios para la línea de pobreza, como la nueva mirada de pobreza multidimensional, todas muestran una tendencia sostenida de reducción de la pobreza entre 2006 y 2013. Mención especial merece la tendencia de la “pobreza  nueva”, que entre 2011 y 2013 se reduce significativamente en más de un tercio.

Estos logros son bastante destacables a nivel regional. Tal como lo reporta el Panorama Social 2014 de la Cepal, Chile y Uruguay tienen las tasas más bajas de pobreza del continente. La importante reducción de la pobreza de nuestro país en los últimos años se da en un contexto latinoamericano en que “la tasa de pobreza se mantuvo sin diferencias significativas con respecto a los niveles observados en 2012” (Cepal, 2014). En la región la baja en las tasas de pobreza se ha desacelerado e incluso revertido.

La reducción de la pobreza es el imperativo más relevante de la “Teoría de la Justicia como equidad” planteada por el filósofo John Rawls. Y, aunque parezca reiterativo, la disminución de la pobreza implica un aumento en equidad.

En segundo lugar, la desigualdad medida a partir de la medición tradicional y la nueva medición de los ingresos también ha mejorado en forma sostenida desde 1990. Cada indicador de distribución de ingresos muestra mejoras, particularmente entre 2009 y 2013, en que estas diferencias son estadísticamente relevantes. Con todo, debemos reconocer que Chile ha tenido una evolución de disminución de la desigualdad más lenta que el resto del continente. En los últimos 10 años el Coeficiente de Gini ha disminuido 7% para Chile, mientras que para Latinoamérica esta cifra bajó 10%. Nuestro país está inserto en una región de alta desigualdad, donde esta variable experimenta cambios positivos, pero de forma más aletargada. En Society at a glance 2014 de la Ocde, Chile aparece como el país con la peor distribución de ingresos, pero uno de los pocos que muestra mejoras en los últimos años.

En suma, no debe confundirse el avance más pausado que estamos experimentando en torno a la desigualdad de ingresos, con el mensaje que ha pretendido transmitirse de un estancamiento o retroceso en esta dimensión.

Los significativos logros que muestra la Casen 2013 son fruto de un largo camino de desarrollo en el cual la creación de empleo y mejores remuneraciones han jugado un rol preponderante. Tal como menciona la Cepal, el efecto crecimiento explica en forma más relevante los avances en equidad. Esto no obsta a mantener y desarrollar políticas sociales de carácter distributivo que faciliten la incorporación al mercado del trabajo de las personas en situación de vulnerabilidad para lograr acortar la brecha en la desigualdad.

http://www.latercera.com/noticia/opinion/ideas-y-debates/2015/02/895-615308-9-un-pais-mas-equitativo.shtml

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.