El terrorismo, ¿un montaje de la derecha?

15 674

Brillante y rápida fue la acción de Carabineros para detener a los tres principales sospechosos de los ataques con bombas a la Estación del Metro de Escuela Militar, que tuvo el resultado de 14 heridos.

Si bien es cierto que la presunción de inocencia vale para todos los casos, y por lo tanto también para éste, los elementos publicados por la prensa hasta ahora son muy elocuentes, para no decir “concluyentes”.

Los sospechosos tienen un prontuario de delincuencia común con participación en actividades solidarias con elementos del “Frente Juvenil Lautaro”, otro grupo terrorista, algunos de los cuales están presos por ataques homicidas, y las evidencias presentadas por la Fiscalía demuestran su participación en los hechos del reciente atentado.

Corresponde ahora que la Justicia falle y, en el caso de ser considerados culpables, aplique penas ejemplificadoras que contribuyan para la pacificación nacional. Eso es lo que espera todo el País.

¿Todo el País? En realidad no somos todos los que así pensamos. Para recordarnos esto basta leer la última editorial del diario “El Siglo” publicada en la página web del Partido Comunista. Para ellos los actos terroristas no pasan de ser “un montaje de la derecha”.

Para justificar esa osada y falaz afirmación veamos las “pruebas” que presenta el diario comunista.

Un breve recuento: gana las últimas elecciones una coalición que se presenta con un programa de transformaciones de una profundidad al menos innegable: la Nueva Mayoría, con sus reformas tributaria, educacional, política y laboral.

“¿Habrá que advertir que ese programa afecta al centro mismo de las contra-reformas implantadas por la dictadura cívico militar que impuso el mandato recibido desde el centro político imperial y las altas cúspides del poder empresarial “criollo”?

“(…) Ante cualquier crimen, el investigador serio se hace preguntas elementales. Una de ellas, ¿a quién aprovecha?

“El objetivo primordial de estos atentados (terrorista) es desequilibrar… Es alterar la órbita política. Sacar del debate público las reformas en trámite.

“‘Terrorismo’ es la gran palabra, obsesamente (sic) reproducida por los mayores terroristas de nuestra historia. Por eso, ¡Atención!, ¡Cuidado!, ¡Achtung!: la vieja derecha está operando. Ella es, en sí misma, una bomba de tiempo que acecha al pueblo, a la ciudadanía, a este Chile…”([i])

El lector podrá pensar que estas “revelaciones” del Partido Comunista y de su portavoz, no pasan de ser la repetición de  la estrategia de siempre del comunismo: “miente, miente que siempre algo queda”.

Es verdad. Pero, el problema es que el que así miente hace parte del Gobierno, se sienta en la mesa de las deliberaciones de la Moneda y comparte las decisiones que se toman en todos los campos, incluso en el de la represión al terrorismo.

¿Podemos confiar entonces en que este gobierno de la Nueva Mayoría vaya a hacer un trabajo serio y eficaz contra el terrorismo, que, para uno de sus componentes, no pasa de ser “un montaje de la derecha”?

Evidentemente, no. Pues, para vencer el terrorismo, mucho más que la eficacia de la policía, lo que se necesita es la convicción política del Gobierno. Y si para una parte de sus componentes, este constituye un “montaje”, entonces será imposible vencerlo, porque de hecho no se intentará seriamente hacerlo, salvo que el País lo exija.

[i] http://www.pcchile.cl/?p=9691, “El Siglo” 16 de septiembre 2014

 

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.