El Encuentro Mundial de las Familias que debería cancelarse

0 15

A medida que se han ido conociendo los detalles de los escándalos de abusos homosexuales en Estados Unidos, Chile y Honduras y, con ellos, el alcance de la penetración homosexual en el alto clero católico, causa estupefacción que Roma no haya cancelado un Encuentro Mundial de las Familias organizado por el íntimo de McCarrick, Kevin Farrell, y que tiene como orador estrella al jesuita Padre James Martin.

Por si aún no quedaba suficientemente claro del aquelarre en que promete convertirse un Encuentro Mundial de las Familias con el “completamente sorprendido”, mano derecha del entonces Cardenal Theodore McCarrick Arzobispo de Washington durante seis años, Kevin Farrell como organizador, tenemos al Padre Martin participando junto al obispo Peter Doyle de Northampton en una Conferencia Quest titulada ‘… un tiempo para construir’, anunciada con un cartel en el que se puede ver la mano de un preadolescente ‘caminando’ sobre un puente con los colores del arco iris hacia la mano de un varón adulto que, a su vez, ‘camina’ a su encuentro.

Eso, que incluso en una conferencia secular organizada por un grupo LGBTI supondría una intolerable insinuación de pederastia, cuenta, al parecer, con las bendiciones de la jerarquía eclesiástica. Vayan haciéndose una idea.

Nada tiene demasiado sentido, empezando por el hecho de que el estrecho colaborador de McCarrick, que incluso vivió con él una larga temporada y al que le debe su meteórica carrera eclesial, Kevin Farrell, haya sido nombrado prefecto del flamante y recién estrenado Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

La otra piedra de escándalo es, naturalmente, la presencia estelar del mediático Padre Martin. De hecho, más de 10.000 personas ya han firmado una petición iniciada por la rama irlandesa de Tradición, Familia y Propiedad para que se excluya a Martin del evento, alegando que el jesuita “apoya la conversión transexual para niños” y “favorece que las parejas homosexuales se besen durante la misa”.

Nosotros, en InfoVaticana, no estamos de acuerdo con esa petición, no creemos que deba excluirse a Martin del Encuentro Mundial de las Familias previsto para dentro de unos días en Dublín: creemos que debe cancelarse todo el evento.

Sin Martin, los que han propuesto a Martin seguirán con el mensaje del jesuita. Sin Martin, queda Farrell. El Vaticano no puede permitirse permanecer sordo al clamor y la indignación de millones de fieles por lo que, como se hace más evidente por días, es el resultado de la infiltración de redes homosexuales en el corazón de la Iglesia, desde los seminarios a la propia Curia. Permitir que Farrell siga adelante con esta mascarada de promoción LGTBI es un nuevo escándalo que hará mucho daño a la Iglesia.

Nadie cree a Farrell. Es difícil creer que el vicario general, amigo y ‘conviviente’ durante años de un depredador homosexual cuyos constantes abusos eran conocidos por tantos, ignorara incluso las tendencias de su superior. Y, si así fuera, sería un caso tal de ceguera y desconexión con la realidad que le haría absolutamente inepto para cualquier puesto de responsabilidad, mucho más para dirigir un dicasterio tan sensible.

Pero la primera opción es muchísimo más probable, y la fe no nos exige creer en la palabra de los obispos. Sobre todo cuando dicho obispo es el que dedicó un encendido elogio a la polémica obra de Martin, ‘Building a Bridge: How the Catholic Church and the LGBT Community Can Enter into a Relationship of Respect, Compassion, and Sensitivity’, único entre los obispos americanos.

El caso chileno sigue ‘sangrando’, con el ministerio público llevando al banquillo a la plana mayor de la iglesia nacional para responder de un número terrorífico de delitos sexuales, y en Honduras, el poderoso Cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga ha empleado toda su autoridad para acallar las revelaciones sobre abusos homosexuales rampantes en los seminarios del país.

No, es el peor momento posible para celebrar un encuentro bajo la égida de Su Santidad, centrado en la aceptación de la homosexualidad, en tierra de un primer ministro que ya ha advertido que piensa pedir al Papa que apruebe las uniones homosexuales.

https://infovaticana.com/2018/08/14/el-encuentro-mundial-de-las-familias-que-deberia-cancelarse/

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.