Academia pontificia defiende documento de coronavirus que no menciona a Dios.

0 98

La Academia Pontificia para la Vida ha defendido su último documento sobre la crisis del coronavirus tras las críticas de que no mencionó a Dios.

CatholicNewsAgency/ InfoCatólica 2-8-2020

La Academia Pontificia para la Vida ha defendido su último documento sobre la crisis del coronavirus tras las críticas de que no mencionó a Dios. Un portavoz dijo el 30 de julio que el texto, «Humana Communitas en la era de la pandemia: meditaciones intempestivas sobre el renacimiento de la vida», estaba dirigido a «la audiencia más amplia posible».

«Estamos interesados ​​en entrar en situaciones humanas, leerlas a la luz de la fe, y de una manera que hable a la audiencia más amplia posible, a los creyentes y no creyentes, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad», escribió Fabrizio Mastrofini, que sirve en la oficina de prensa de la academia pontificia, dirigida por el arzobispo Vincenzo Paglia. Los comentarios del portavoz se produjeron en respuesta a un artículo punzante del 28 de julio en La Nuova Bussola Quotidiana, un sitio web católico italiano fundado en 2012.

El artículo, escrito por el filósofo Stefano Fontana, dijo que el documento no contenía una sola «referencia explícita o implícita a Dios». Al señalar que este era el segundo texto de la academia pontificia sobre la pandemia, escribió: «Al igual que el documento anterior, este tampoco dice nada: sobre todo no dice nada sobre la vida, que es la competencia específica de la academia pontificia, y también no dice nada católico, es decir, algo inspirado por la enseñanza de Nuestro Señor.

Uno se pregunta quién realmente escribe estos documentos. Por la forma en que escriben estos autores, parecen ser funcionarios anónimos de una institución anónima de estudios sociológicos. Su objetivo es acuñar frases con eslogan para capturar una instantánea de los procesos no especificados que están actualmente en curso».

Fontana concluyó: «No hay duda: es un documento que complacerá a muchas personas entre la élite mundial. Pero desagradará, incluso si lo leen y entienden, a aquellos que quieren que la Academia Pontificia para la Vida sea realmente la Academia Pontificia para la Vida».

En respuesta, Mastrofini instó a los críticos a leer tres textos relacionados con la academia pontificia juntos. La primera fue la carta de 2019 del Papa Francisco «Humana Communitas» a la academia pontificia. El segundo fue la nota de la academia del 30 de marzo sobre la pandemia y el tercero fue el documento más reciente.

Él escribió: «Como dijo Juan XXIII, no es el Evangelio el que cambia, somos nosotros quienes lo entendemos mejor. Este es el trabajo que está haciendo la Academia Pontificia para la Vida, en constante discernimiento: la fe, el Evangelio, la pasión por la humanidad, expresada en los acontecimientos concretos de nuestro tiempo. Es por eso que un debate sobre los méritos del contenido de estos tres documentos, para ser leídos juntos, sería importante. No sé, en este momento, si es útil el trabajo de contabilidad filológico sobre cuántas veces se repiten unas pocas palabras clave en un texto».

En una respuesta publicada bajo la respuesta de Mastrofini, Fontana mantuvo sus críticas. Argumentó que el documento había reducido la pandemia a «un problema de ética y funcionamiento de las instituciones».

Él escribió: «Cualquier agencia social podría entenderlo de esa manera. Para resolverlo, si realmente es solo esto, no habría necesidad de Cristo, pero sería suficiente tener voluntarios médicos, dinero de la Unión Europea y un gobierno que no esté totalmente preparado».

https://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=38308

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.