“Un error no resistido, equivale a aceptarlo; una verdad no defendida, equivale a negarla”

0 268

En la semana recién pasada, representantes de la UDI y RN firmaron un protocolo de acuerdo para aprobar la Reforma tributaria del gobierno.

Se repite la historia de siempre: la revolución izquierdista sólo consigue avanzar con la colaboración de los representantes de “derecha” actuando bajo la consigna del “mal menor”.

En la realidad, en el caso en concreto, alegar el mal menor está absolutamente fuera de lugar; pues lo que consiguieron fue el “mal mayor”. O sea, facilitar al Gobierno socialista los recursos necesarios para ejecutar su programa estatista y amoral que provocará serios perjuicios para el País.

Alegar que mejoraron el proyecto que de cualquier modo iba a ser aprobado es un argumento primario. Es como si un médico se vanaglorie de haber mejorado un tratamiento recomendado por otro médico, que sabe que conducirá al paciente a la vera de la muerte.  La actitud correcta de ese hipotético médico llamado a opinar sería, en tal caso, abstenerse de recomendar la mejora de tal remedio y proponer un otro diferente. Caso contrario, el pasa a ser cómplice de su colega y también responsable por la muerte del enfermo.

Así, aplaudir el acuerdo como algo beneficioso para el País es una muestra de la insensatez, para decir lo menos, que reina en los mal llamados partidos de “derecha”.

Fue con actitudes como esta – del ceder para no perder – que el antiguo Partido Conservador desapareció del panorama político nacional. En la actualidad, con estos representantes tomando actitudes así,  no se puede esperar otro fin de los partidos a que pertenecen.

 

Por el contrario, si tomaren actitudes de acuerdo con el verdadero ideario de centro-derecha que dicen reflejar, representarían fielmente a sus electores y atraerían a los indiferentes que constituyen la verdadera  mayoría de la nación, mayoría esa que no es de  izquierda y que está a la procura de políticos serios y coherentes. O sea, políticos que resisten al error y defienden la verdad.

 

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.