Theresa May podría incumplir una promesa electoral que facilitaría la apertura de nuevos colegios católicos

0 248

InfoCatólica 24/7/17


El programa electoral de los «tories» británicos incluía el cambio de la ley que obliga a los nuevos colegios religiosos a tener como mínimo un 50% de alumnos de otras religiones.

El Partido Conservador se comprometió en su manifiesto electoral a abolir el límite de admisiones «injusto e ineficaz» que requiere que las nuevas escuelas confesionales recluten el 50 por ciento de sus nuevos alumnos entre niños y jóvenes de otras creencias.

Esto forzaría a las nuevas escuelas católicas con excesivas solicitudes a rechazar a los niños católicos sobre la base de su catolicismo, lo cual está prohibido por el Derecho Canónico. La Iglesia, por lo tanto, no puede abrir nuevas escuelas mientras la regulación está en su lugar.

Según el Sunday Times, Amanda Spielman, alto cargo del ministerio de Educación, ha solicitado al gobierno mantener el tope, con el argumento de que «la admisión de un 100% de alumnos que tienen la misma fe lleva a niveles crecientes de segregación dentro de las comunidades. Me siento incómoda con cualquier cosa que conduzca a una mayor segregación».

El Servicio de Educación Católica en Gran Bretaña ha advertido que no podrán abrir «ninguna escuela gratuita si el límite de admisión del 50 por ciento permanece. No hemos abierto ninguna desde 2010 a pesar de que hay una enorme demanda de educación católica en algunas regiones».

Dicha institución católica asegura que en la actualidad hay entre 40 y 50 proyectos de apertura de nuevas escuelas católicas, que podrían quedar en nada si no se cambia la ley.

Mons. John Hope, obispo de East Alia -diócesis con mayor número de nuevos proyectos educativos católicos-, ha pedido a Theresa May que cumpla con su promesa electoral, alarmado por la ausencia del tema en el reciente discurso de la Reina, siendo que es normativo que la intervención de la soberana ante el Parlamento incluya los cambios legislativos previstos por el gobierno del país.

Se da además la circunstancia de que para cambiar esa parte la ley, no hace falta que sea votada por el Parlamento, sino que basta con la voluntad del Secretario de Estado de educación.

Con información del Catholic Herald
http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=29994

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.