Seminario San Fidel en La Araucanía sufre ataque incendiario a casi tres meses de desalojo

3

REVOLUCIÓN INDIGENISTA

El Mercurio 28 de mayo de 2016

Seminario San Fidel en La Araucanía sufre ataque incendiario a casi tres meses de desalojo

Por Nicolás Gutiérrez

Los vecinos de la localidad de Licanco estaban sorprendidos por el humo en medio de la espesa neblina que había ayer en Padre Las Casas, a la hora en que se dio la alarma de incendio en el Seminario Mayor San Fidel. Eran las 5:30 de la mañana y las llamas eran tenues, pero consumían internamente dos de los cuatro pisos del edificio principal del recinto, que lleva dos años sin ser utilizado por la Diócesis de Villarrica, propietaria del predio y sus instalaciones.

Hasta el 8 de marzo pasado, el seminario estuvo tomado por mapuches del lof (conjunto de comunidades) Rofue, que, tras reclamar públicamente la propiedad ancestral del terreno, lo ocuparon en mayo de 2014. Sin embargo, el obispo de Villarrica, Francisco Javier Stegmeier, solicitó el desalojo, que terminó con ocho personas detenidas por usurpación y daños.

En el lugar, la investigación preliminar determinó que las llamas surgieron desde varios focos y en un sector había rastros de líquido acelerante, y en los muros se encontraron rayados con consignas alusivas a la libertad de mapuches en prisión, con la firma del grupo “Weichan Auka Mapu”, que se proclama como autónomo a la Coordinadora Arauco Malleco (CAM).

El predio del Seminario San Fidel, de nueve hectáreas y que tiene cuatro edificios, estaba bajo resguardo policial con rondas periódicas de día y una patrulla apostada en la noche, en forma permanente en el lugar. El vocero de la Fiscalía, Roberto Garrido, indicó que a la hora del incendio había una medida de protección con dos policías de punto fijo y que estos alertaron a Bomberos. Sobre la responsabilidad policial en el resguardo del recinto, dijo que “no obstante las medidas de protección que se habían decretado, ocurrió esta situación y la investigación deberá determinar qué ocurrió y evaluar estas medidas”.

La reacción del obispo de Villarrica fue de cautela y reiteró el llamado a dialogar.

“Es lamentable lo que ha acontecido, por lo que parece es intencional. Estamos todos muy afectados por lo que está aconteciendo en esta región, en otras regiones también, pero ante todo uno se pone en el lugar de las personas de las comunidades donde se quema un edificio, una capilla donde se destruye algo que es tan propio. Son personas que a veces no están ligadas con el conflicto”, dijo. También añadió que “los hechos demuestran que no están dispuestos a dialogar, pero nuestro llamado es a que estas personas recapaciten y se dispongan a buscar un camino factible de paz y diálogo”.

Desde el desalojo del recinto -el obispo decretó que no se volverá a ocupar para albergar a 60 seminaristas- han ocurrido seis ataques incendiarios a templos pertenecientes la Diócesis de Villarrica, entre ellos el Santuario San Sebastián de Vilcún y dos capillas destruidas el miércoles en sectores rurales de Vilcún y Padre Las Casas.

“Los hechos demuestran que no están dispuestos a dialogar, pero nuestro llamado es a que estas personas recapaciten y se dispongan a buscar un camino factible de paz y diálogo (…) Aquí se percibe el dolor de la gente dañada por estos hechos”.

Mons. Francisco Javier Stegmeier

                                                                        Obispo de Villarrica

http://www.elmercurio.com/blogs/2016/05/28/42125/Seminario-San-Fidel-en-La-Araucania-sufre-ataque-incendiario-a-casi-tres-meses-de-desalojo.aspx

 

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.