¿Quién manda en Venezuela? Militares parecen fortalecerse en la crisis

1

 

 VENEZUELA

Nicolás Maduro y el Gral Vladimir Padrino López

Un grupo de soldados participa en el desfile por la Independencia de Venezuela el 5 de julio del 2016 en Caracas.

La oposición venezolana ha prometido una manifestación masiva el 1° de septiembre en Caracas para exigir un referéndum revocatorio al mandato del presidente en medio de una profunda crisis política y económica que tiene a muchas personas pasando hambre y con las emociones a flor de piel. Pero ahora la interrogante es si los militares permitirán la protesta.

“Apostamos a que será la mayor manifestación en la historia del país y las fuerzas armadas van a tener que escoger”, dijo el diputado opositor Armando Armas. “¿Están realmente del lado del pueblo y la Constitución?”

VENEZUELA TENDRÁ UN GENERAL PARA EL ARROZ EN GUERRA CONTRA LA ESCASEZ

Nadie sabe con seguridad si los militares se limitarán a observar pasivamente mientras la gente llega en autobuses a Caracas para ejercer su derecho a la disensión pacífica. Pero muchos venezolanos temen que las fuerzas armadas probablemente cierren filas alrededor del gobierno y hagan su mejor esfuerzo —con bloqueos de carreteras, gas lacrimógeno e intimidación— para evitar que la concentración se convierta en una masa significativa.

Los militares tienen muchas razones para apoyar al gobernante Nicolás Maduro, como el sentido del deber, el prestigio y los beneficios de que disfrutan. Las fuerzas armadas venezolanas tienen su propio sistema de distribución de alimentos, de manera que no sufren las largas filas diarias que el resto de los ciudadanos. También tienen sus propios hospitales, que presumiblemente no enfrentan la escasez generalizada de todo, desde antibióticos, hasta agujas y gasa.

¿Deber y prestigio?

Pero algunos analistas dicen que los privilegios y el futuro de los militares está tan vinculado con el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que han perdido su función primaria de defensores de la Constitución.

GENERAL VENEZOLANO BUSCADO POR NARCOTRÁFICO SE CAMBIA EL NOMBRE

Los militares tienen tanto poder, y tantos intereses económicos y políticos, que “estamos viviendo como un país de cuarteles”, dijo Luis Alberto Buttó, el director del Centro Latinoamericano de Estudios de Seguridad, en la Universidad Simón Bolívar de Caracas.

Once de los 20 gobernadores del partido de gobierno son ex militares, 12 cargos del gabinete de ministros también están en manos de oficiales militares activos o en retiro. Además, las fuerzas armadas tienen estaciones de televisión, compañías de transporte de carga, de seguros, de importación y exportación, y otros negocios.

“Los militares son una fuera preponderante, política y económicamente, y en el mundo empresarial, y van a defender sus intereses”, dijo Buttó. “Bajo esas circunstancias, la democracia es algo como un mito, un símbolo. No es real. Esa es la realidad de Venezuela en este momento”.

ESTADOUNIDENSE PRESO EN VENEZUELA RELATA LA “PESADILLA” QUE ESTÁ VIVIENDO

Desde que el ex teniente coronel Hugo Chávez ganó la presidencia en 1999 y llevó con él a sus colegas al gobierno, la estrella de los militares ha estado en ascenso. Cuando Maduro —ex conductor de autobuses y organizador sindical— se convirtió en sucesor de Chávez en el 2013, muchos se preguntaron qué sucedería con el poder de los militares. El propio Maduro habló en diciembre pasado de la necesidad de “desmilitarizar” el gobierno. Pero eso nunca sucedió.

En su lugar, el mes pasado Maduro nombró al ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López, como jefe de la “Gran Misión de Abastecimiento Soberano”, encargada de poner fin a la escasez de alimentos y medicinas en el país. Además, ordenó a todos los otros ministerios “subordinarse absolutamente” al nuevo despacho del general Padrino.

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article97610017.html

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.