“Ni la propaganda soviética era tan descarada como la de ahora”.

0 14

FLAGELO RUSO

La obra de Svetlana Alexievich, escritora bielorrusa de 68 años que ganó el Nobel de Literatura 2015, es considerada una de las claves para entender la nueva Rusia. Incluye libros como El Fin del Hombre Soviético – Un Tiempo de Desencanto y Voces de Chernobil – La Historia Oral del Desastre Nuclear. En Madrid, ella concedió una entrevista al diario “El País”, respondiendo con las perspectivas de futuro de la nueva Rusia. Para ella, “es imposible prever. No sabemos lo que el calderón ruso está cocinando. En Rusia, estamos reviviendo la filosofía de una fortaleza amenazada, rodeada de enemigos y tomada por la histeria militarista de tiempos pasados. “Todos los días nos muestran en la televisión el material militar adquirido: un nuevo navío de guerra, un nuevo avión, un nuevo tanque…

 

Svetlana Aleksiévich recibiendo el Premio Nobel
Svetlana Aleksiévich recibiendo el Premio Nobel

 

Existe una propaganda muy agresiva contra Estados Unidos, Europa y Ucrania. Hay una espiomanía que está resurgiendo. Es una locura.  “Ni la propaganda soviética era tan descarada como la de ahora”.

El periodista español observó que la escritora hablaba de las libertades en la nueva Rusia como una especie de espejismo. Ella respondió: “Es muy relativo. ¿De qué libertad podemos hablar al considerar casos como el de Mikhail Khodorkovski, que, de un día para otro, dejó de ser millonario y pasó a ser un detenido? Después de 10 años en la cárcel aún no saben de qué crímenes acusarlo. Y el retorno de las ideas comunistas en Rusia, ¿qué significa eso? Svetlana respondió: “Muchos jóvenes rusos leen Trotski, Marx y Engels e ven a Stalin como una figura a ser imitada. Auna son inaugurados museos en su memoria. Está de moda.

Putin e Stalin de un y de otro lado del espejo
Putin e Stalin de un y de otro lado del espejo

“Por detrás de eso se esconde el hecho de que existe mucha gente que se siente derrotada e idealiza el pasado. Quieren que se mantenga la libertad de poder viajar por el mundo y que las tiendas estén llenas de productos, pero, al mismo tiempo, desean un socialismo igualitario.

“En Rusia hace falta una reflexión sobre el stalinismo, como sucedió en Alemania. Eso ha sido hecho sólo por un pequeño grupo de intelectuales rusos. “Basta mirar lo que sucedió en Perm, una ciudad al norte del país. “Allí existía un museo en homenaje a las víctimas de las represiones stalinistas. “Cuando Putin llegó al poder, expulsaron a los miembros de la dirección del museo y pusieron a otras personas. Ahora, el establecimiento es dedicado a los trabajadores del gulag. Ya no homenajea a los encarcelados, sino a los carceleros.

“Otro ejemplo es la aprobación de una ley que autoriza la persecución y castigo, por parte de la justicia, de personas que cuestionen la victoria de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial. “Estoy convencida de que las mujeres que hablaron conmigo para el libro La Guerra No Tiene Rostro de Mujer no aceptarían dar las mismas entrevistas ahora”.

http://flagelorusso.blogspot.cl/2016/10/nem-propaganda-sovietica-era-tao.html

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.