Mons. Schneider equipara el trato a los cuatro cardenales con el régimen soviético

0 16

RELIGIÓN


La actitud de Mons. Schneider de apoyo a los Cardenales Burke, Caffarra, Meissner y Brandmüller es un ejemplo de valor comparable al de esos Purpurados, en agudo contraste con otros pastores, como el conjunto del episcopado español que parece creer que una diatriba resuelve el problema de las dudas que suscita la Amoris Laetitia. Frente a eso los cuatro cardenales actúan con serenidad y seriedad, transformándose en prelados ejemplares que resolvieron cumplir un duro deber. Homenaje a ellos.

Adelante la Fe 10/12/16

ROMA, Italia, 6 de diciembre de 2016, (Life Site News) — El lunes, ante una sala llena en el Centro Lepanto de Roma, el obispo Athanasius Schneider de Kazakhstan urgió a los fieles a sostener ardientemente el magisterio de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio, considerando el estado actual de las ambigüedades en curso. “Cuando Jesucristo predicó hace 2000 años, la cultura y el espíritu reinante se le oponían radicalmente. Concretamente, gobernaba el sincretismo religioso, también el gnosticismo entre los líderes inteligentes, así como la permisibilidad entre las masas — especialmente respecto a la institución del matrimonio […] El único propósito del Hijo de Dios era revelar la verdad al mundo.”

Con estas palabras, el obispo Schneider comenzó su presentación en presencia de los cardenales Raymond Burke y Walter Brandmüller, y el obispo auxiliar de Salzburgo, Austria, Andreas Laun. Schneider continuó con una presentación sobre la historia del trato del matrimonio y sus irregularidades por parte de la Iglesia, comenzando con el Viejo Testamento hasta la modernidad, con referencias específicas a textos cristianos antiguos de Enrique VIII de Inglaterra y Napoleón I, y discusiones más recientes.

Con respecto a la dubia publicada por los cuatro cardenales, hoy dijo a Life Site News en una entrevista exclusiva, que la Iglesia debiera fomentar siempre una “cultura de diálogo”.

“La formulación de la dubia, tal como la expresaron los cardenales en sus propias palabras, ha sido una práctica común en la Iglesia,” explicó. “Deberíamos poder hacer preguntas abiertamente, sin miedo a represiones.” El obispo Schneider se refirió a los numerosos ataques que los cuatro príncipes de la Iglesia recibieron tras la publicación de su dubia. Las preguntas continúan sin respuesta por parte del papa Francisco.

“La reacción a la dubia es prueba del clima en el que vivimos hoy mismo dentro de la Iglesia,” dijo el obispo Schneider. “Vivimos en un clima de amenazas y de rechazo al diálogo con un grupo específico.” Schneider continuó diciendo que “el diálogo parece ser aceptado solo si se piensa como todos los demás – eso es prácticamente como un régimen.”

Schneider habló de su experiencia en Rusia, lugar donde nació en tiempos de la Unión Soviética. Sus padres fueron enviados por Stalin a un campo de trabajo o “Gulag”, después de la segunda Guerra mundial. “Si no seguías al partido, si lo cuestionabas, no podías ni preguntar. Para mí es un paralelismo claro con lo que está sucediendo ahora con las reacciones a la dubia — preguntas — de los cardenales.” “Esta es una experiencia muy triste, especialmente cuando todo el mundo habla de la ‘cultura del diálogo’ tras el Concilio Vaticano Segundo. Mientras los obispos enseñan herejías abiertamente, no les sucede nada, y eso es verdaderamente una gran injusticia y es muy triste,” agregó el obispo Schneider. “Si el Papa no responde, el paso siguiente será recurrir a la oración, a los medios sobrenaturales,” dijo Schneider, “rezar por la iluminación del Papa y para que tome coraje.”

Schneider especuló acerca de lo que podría ocurrir en el futuro cercano. “En la historia de la Iglesia, decimos que en un extremo caso en el que se ve amenazado el bien común de la fe, los obispos como miembros del colegio de obispos, en verdadera relación colegial con el Papa y en obediencia fraternal a él, deben solicitarle públicamente que renuncie a la fechoría de dar la comunión a los divorciados vueltos a casar, como ya se está haciendo en muchas diócesis.”

Rebatiendo los ataques de varias personas contra los cardenales, defendió a los cuatro. “Esta situación ya tuvo precedentes en los santos — no en cismáticos o herejes. Hilario de Poitiers, Santa Catalina de Siena, y creo que esto debiera ser posible en la Iglesia sin que la persona sea considerada cismática.”

El cardenal Burke dijo que “una corrección formal” podría ser apropiada para resolver la situación de incertidumbre. “En el lenguaje de la teología moral, la corrección fraterna es un acto de amor — si es realizada en obediencia y razonablemente,” comentó Schneider. “Debemos recuperar esta manera familiar de proceder.”

Schneider finalizó su entrevista con Life Site News diciendo: “El Santo Padre debe traer claridad y apoyar a sus hermanos resolviendo dudas. … Debemos rezar por ello; solo la claridad traerá la unidad. Si hay una respuesta del Papa, ésta no deberá ser ambigua. Él debe decir lo que es la verdad.”

 

http://adelantelafe.com/mons-schneider-equipara-trato-los-cuatro-cardenales-regimen-sovietico/

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.