Los 25 capos que se colaron en las listas de las FARC

0 33

Por: Unidad Investigativa El Tiempo 9 de septiembre 2017


También hay jefes del cartel del Golfo, ‘Rastrojos’, ‘R-15’ y ‘los Comba’. Rastrean 352 casos más.

En el acuerdo de paz quedó claro que el Gobierno recibiera los listados de buena fe de conformidad con el principio de confianza legítima.

EL mexicano Irineo Romero Sánchez, de 31 años, registra un largo prontuario delictivo como negociador de coca en Colombia para los carteles de Sinaloa y de ‘los Zetas’.

Agentes de la DEA y la Dijín tienen evidencia de que negociaba cargamentos directamente con la cúpula del clan del Golfo. Por eso les desconcertó que tras capturarlo, hace 6 meses, Irineo apareciera como miembro de las FARC EP.

La justicia italiana también lleva meses esperando que Édgar Ernesto y Giovanny Castillo Rico paguen una condena en ese país por inundar sus calles de drogas ilícitas, tras sellar alianzas con la mafia calabresa y con el narco paramilitar Salvatore Mancuso.

Pero los Castillo también resultaron colaboradores de la guerrilla y aparecieron en la lista inicial de 3.803 personas privadas de la libertad (PPL) que las Farc le entregaron al Gobierno.

El Tiempo investigó y estableció que a través de esa vía, la de los PPL, al menos 25 capos extraditables, entre ellos 5 extranjeros, buscan burlarse de la justicia. Entre los desmovilizados también aparecieron decenas de jefes de bandas criminales como ‘la Constru’, ‘los Rastrojos’, ‘la R-15’ y hasta el clan del Golfo.

De hecho, desde enero –cuando El Tiempo señaló a Segundo Villota como el primer narco colado–, la DEA investiga a dos abogados que recorrieron cárceles reclutando mafiosos y exigiendo 5.000 millones de pesos por cabeza, para hacerlos pasar como miembros de las FARC. Además de los pagos, se indaga si mandos medios de la guerrilla sabían la estrategia.

Los capos

La oficina del Alto Comisionado para la Paz le confirmó a El Tiempo los nombres de los 25 mafiosos. Pero advirtieron que gracias a los filtros que el gobierno habilitó –con todas las agencias de inteligencia del Estado y con la Fiscalía General– ninguno ha sido certificado como desmovilizado. De hecho, algunos fueron ‘cazados’ por el equipo de asesores del Alto Comisionado para la Paz, tras revisar sentencias e ‘indictments’.

De hecho, de los 14.088 nombres que Iván Márquez, Mauricio Jaramillo, el ‘Médico’ y abogados de las FARC entregaron, solo 11.284 han sido acreditados.

“El miembro de las FARC que se esté prestando a negociaciones delictuosas para colar narcotraficantes o personas que no pertenecen a la organización pierde toda suerte de beneficios”, le dijo a El Tiempo Rodrigo Rivera, alto comisionado para la Paz.

Y agregó que son las FARC quienes deben responder por esos casos. Además reveló que hay 352 más bajo investigación, que aparecieron entre los PPL, los milicianos y los guerrilleros que llegaron a las zonas de concentración.

En esas listas también aparece el señalado narco Eduardo Cabrera, el ‘Cura’, hermano de ‘Fabián Ramírez’, hoy, parte de los cuadros directivos del partido de las FARC. El ‘Cura’ es pedido en extradición por enviar cada mes 1.500 kilos de coca, desde Caquetá.

La lista de narcos la completan la banda mafiosa bajo el mando de Édison Washington Prada, capo ecuatoriano que cayó junto con cuatro lugartenientes, también aspirantes a guerrilleros: Diego Fernando Arizala, el ecuatoriano Leonardo Adrián Vera y Luis Alejandro Ortiz.

Además, buscaron camuflado Osías Riascos, Rubén Durán Moreno, Franklin Mosquera Quejada, Édinson Perlaza Orobio, Santos Narváez Ansazoy, José Danilo Rodríguez, William Lozano Bustos, Germán Muñoz Hoyos, Wilfrido Bernardo Ruano Yandú, Jhon Jairo Valencia Castro, Jáder Araújo, Tito Aldemar Ruano, Éider Bonilla Morán, Francisco Pineda Paredes y Tomás Martínez Minota.

Jefes de bandas

El otro gran capítulo es el de los jefes de bandas que ahora resultaron colaboradores de la causa revolucionaria. Uno de ellos es Juan Carlos Cortecero, cabecilla de las llamadas ‘Águilas Negras’, un reducto de los paramilitares.
El señalado miembro del cartel del Golfo Martín Emilio García Agudelo también tuvo que ser expulsado, al igual que Miguel Bastidas Bravo, alias Gárgola, jefe de la narcobanda conocida como ‘la Constru’, que opera en el Putumayo y mueve 2 toneladas de coca al mes.

La lista negra la cierran Jáider Sullivan Dajome Vidal, miembro de ‘los Rastrojos’, el ejército privado de ‘los Combas’; y Luis Alberto Ramos Amézquita, señalado jefe de la banda criminal de ‘los R-15’.

En el acuerdo de paz quedó claro que el Gobierno recibiera esos listados de buena fe de conformidad con el principio de confianza legítima. Por eso, El Tiempo buscó a los jefes de las FARC para conocer su opinión y responsabilidad en torno a los colados. Pero hasta la noche de este sábado no habían respondido. Sin embargo, este diario confirmó que de los 25 narcos, han accedido a retirar a tres: Franklin Mosquera, William Lozano y Germán Muñoz. Además a 160 miembros de bandas, incluido el falso gestor de paz, Alexander Romero.

Después de la denuncia de El Tiempo, de que Alexander Romero, uno de los gestores de paz de las FARC era jefe de una red de sicarios en Bogotá, el alto comisionado de Paz, Rodrigo Rivera, reveló que van a revisar los procedimientos sobre la designación de estos delegados.

“Voy a pedir una reunión con el Fiscal y pedir que nos acompañe la Procuraduría. Aquí la institucionalidad tiene que obrar como un solo hombre”, dijo Rivera. Y resaltó que de ahora en adelante se revisará cada una de las 709 postulaciones y van a “proceder a designar nuevos gestores, ya que hay dudas en esa lista”. E insistió: “No vamos a tomar decisiones unilaterales y disociadas de un consenso institucional”.

UNIDAD INVESTIGATIVA u.investigativa@eltiempo.com
http://www.eltiempo.com/justicia/investigacion/lista-de-25-narcos-colados-en-listas-de-las-farc-128994

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.