La “nueva ofensiva” del movimiento estudiantil parte con fisuras internas

0 43

AGITACIÓN ESTUDIANTIL

La “nueva ofensiva” del movimiento estudiantil parte con fisuras internas

 

El tono del llamado con que el vocero de la Aces advirtió que no dejarán gobernar al Ejecutivo, no encontró respaldo en sus pares de la Cones. Diego Arraño fue acusado de ser “cabeza de pistola”, y éste respondió a José Corona que actuaban como “juventudes del gobierno”.                                                                        

M. Bustos y N. Araya, La Tercera,  27 de mayo del 2016

La “ofensiva” iniciada por los estudiantes secundarios y universitarios esta semana ha marcado la agenda con marchas, paros y tomas en distintos colegios de Santiago. El jueves la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) junto a la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces), convocaron a una marcha por la Alameda. Dicha manifestación, que no fue autorizada por la Intendencia Metropolitana, estuvo marcada por la violencia, lo que generó que se detuvieran a 117 personas y quedaran 32 carabineros heridos.

Las tensiones que se vivieron durante el día llegaron a un peak tras las declaraciones de Diego Arraño, vocero de la Aces, quien señaló que el movimiento estudiantil “no dejará gobernar” al Ejecutivo, entre otras afirmaciones que incomodaron a algunos dirigentes secundarios.

En la Cones no demoraron en calificar dichas palabras como un exceso y advirtieron que sólo generan un daño al movimiento. José Corona, vocero de la colectividad, apuntó que aquellos dichos fueron “muy incendiarios y no se puede ser tan ‘cabeza de pistola’ para emitir una idea. No podemos decir ese tipo de comentarios si queremos que el movimiento recupere el encanto de la ciudadanía”.

Esta visión fue compartida con Marcelo Correa, coordinador nacional de la Cones y militante de Revolución Democrática (RD), quien dijo que   “esas palabras no contribuyen a la unidad del sector”. Arraño, miembro del movimiento de izquierda Ofensiva Secundaria y alumno de tercero medio del Inba, respondió a la críticas señalando que “ellos son de las juventudes del gobierno y de partidos políticos”.

Además, aclaró que sus dichos apuntaron a que “no dejaremos que el Ejecutivo gobierne para el empresariado y los políticos corruptos”. A pesar de esto, el dirigente bajó el tono de su discurso y precisó que como Aces ellos siguen dispuestos al diálogo.

La ministra de Educación, Adriana Delpiano, también comentó las palabras amenazantes del movimiento estudiantil y sostuvo que “los alumnos que están en posiciones más extremas son una parte, la mayoría de las organizaciones no han estado en ese tema”.

Diferencias históricas

El escenario configurado ayer hizo renacer las diferencias que históricamente han tenido la Aces y la Cones. Las discrepancias entre ambos sectores se arrastran desde hace varios años.

Diego Iturra, ex vocero de la Aces y actual presidente de la Federación de Estudiantes de la U. Central y vocero de las instituciones privadas en la Confech, explicó que la Cones tiene integrantes que pertenecen a partidos de la Nueva Mayoría, “mientras que en la Aces, los jóvenes no militan en partidos tradicionales”. A esto se suma las distintas orgánicas de ambas agrupaciones.

Iturra sostuvo que “la Cones tiene un mecanismo en donde sólo votan los centros de estudiantes, mientras que la Aces pueden participar los centros de alumnos y otros colectivos respaldados por los secundarios”.

A juicio de Corona el problema no responde a colores políticos, sino a cómo se enfrenta un problema común. “Hay una diferencia de cómo se plantean las ideas. Ellos son demasiado reaccionarios e incendiarios y eso lleva a que se mal interpreten las ideas. Hay que ser enfáticos y decir que no somos delincuentes”.

En tanto Ricardo Paredes, ex vocero de la Cones y actual secretario del Centro de Alumnos de Tecnología en Administración de Personas, en la Usach, señaló que las diferencias en términos de programación son muy profundas entre ambas organizaciones

Desde la Confech aportan su experiencia en el manejo de las discrepancias internas. Camila Rojas, presidenta de la federación de estudiantes de la U. de Chile (Fech) y vocera de la Confech explicó que las discusiones se realizan en las plenarias, que es donde resuelven las diferencias. “Cuando hay discrepancias muy álgidas se tiene un espacio de base y ahí se ve qué postura queda”. De esta forma, los “problemas” se solucionan al interior de la Confech para “mantener la sanidad de las organización”, dijo Rojas.

Consenso

Más allá de las diferencias, en lo que sí coinciden ambos sectores del movimiento secundario es en que deben seguir avanzando juntos. En ese sentido, Arraño explicó que continuarán trabajando con la coordinadora porque “tenemos muchos puntos en común, como que el financiamiento sea por aportes basales y se termine con la cultura de voucher”.

En tanto, Correa, coordinador nacional de la Cones, fue más allá y señaló que ambas organizaciones se juntarán en un futuro y que “ahí nos daremos cuenta que los secundarios seremos los estandartes de lucha y empujaremos en su totalidad los cambios. Creo que esto lo vamos a dejar atrás, porque la pelea de fondo es cambiar la educación. El enemigo es otro, es el gobierno que no quiere hacer los cambios”.

http://www.latercera.com/noticia/nacional/2016/05/680-682626-9-la-nueva-ofensiva-del-movimiento-estudiantil-parte-con-fisuras-internas.shtml

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.