La Corte Constitucional de Colombia «legisla» a favor de la eutanasia infantil

0 169

SI LOS NIÑOS NO PUEDEN DAR EL CONSENTIMIENTO, VALE CON QUE LO DEN LOS PADRES

La Corte Constitucional de Colombia ha determinado que los menores de edad también pueden acceder a la eutanasia si dan su consentimiento. En caso de no poder darlo, dice el fallo, se evaluará el consentimiento sustituto por parte de los padres o tutores legales. –  InfoCatólica 27/10/17

Al fallar una tutela, la Corte señaló que actualmente existe un vacío normativo al respecto, que debe ser subsanado de manera urgente para evitar que menores de edad sean víctimas de un trato cruel e inhumano, cuando se les niega el derecho a morir dignamente (sic). Por esa razón, la Corte dio cuatro meses al Ministerio de Salud para que expida una nueva reglamentación sobre el derecho fundamental a la muerte digna de menores de edad.

La reglamentación debe cumplir con los requisitos que ya la Corte especificó sobre muerte digna: que se trate de un enfermo en fase terminal, que haya manifestado su consentimiento de manera libre e informada e inequívoca por parte de los menores cuando su desarrollo se lo permita. Y, si los menores de edad no pueden hacerlo, se evaluará el consentimiento sustituto de una manera estricta.

Estas manifestaciones deberán hacerse ante el médico tratante, quien deberá convocar al Comité Científico Interdisciplinario que, diez días después, preguntará de nuevo al paciente si se mantiene la decisión.

«El estudio de las solicitudes en cada etapa deberá considerar la madurez emocional de cada NNA (niños, niñas y adolescentes) y, cuando sea aplicable, diseñar mecanismos para la manifestación del consentimiento sustituto por los dos padres del menor de edad o quienes tengan su representación», señaló la Corte.

También indicó que el Comité tendrá que presentar un documento al Ministerio de Salud, por lo cual la regulación que expida esa cartera tendrá que crear un mecanismo eficaz para tener conocimiento de los casos de muerte digna que haya en el país, desde el momento de la petición. Además, se deberá «gestionar lo necesario» para que todas las EPS e IPS emitan una carta de derechos para los pacientes en las que se comunique que tienen derecho a morir dignamente.

La Corte, además, ordenó al Ministerio de Salud que en el término de un año presente un proyecto de ley para reglamentar el derecho a la muerte digna, tanto para mayores como para menores de edad.

Pide al Congreso que regule la eutanasia

Igualmente, exhortó al Congreso para que en dos años emita una regulación integral sobre la eutanasia.

La Corte hizo el pronunciamiento al estudiar el caso de un menor de edad que padecía de parálisis cerebral severa desde su nacimiento, que derivó en múltiples enfermedades graves, y por quien sus padres habían pedido a Salud EPS que se le aplicara la eutanasia. Aunque el menor murió en espera de la respuesta y la Corte señaló que, en efecto había un vacío normativo, la Corporación consideró que la EPS vulneró sistemáticamente el derecho a la salud del menor de edad por mora en la entrega de oxígeno y por dar una respuesta evasiva y ambigua a la petición de eutanasia.

Por esa razón, la Corte ordenó a Salud EPS que no vuelva a actuar como lo hizo en este caso y envió copia de todo el expediente a la Superintendencia de Salud, para que investigue a la EPS.

Los obispos, en contra

Ante la reciente decisión de la Corte Constitucional, la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) manifestó su preocupación y aseguró que este acto es «una grave violación a la dignidad de la persona».

«Encontramos que el propósito de la reglamentación ordenada por la Corte va en contravía del principio constitucional de defensa de la vida (artículo 11) y abre las puertas para que la sociedad llegue a legitimar la supresión de algunas personas y la negación de los más débiles y necesitados», afirman los obispos colombianos en comunicado de prensa emitido en la tarde de hoy y firmado por el presidente del Episcopado Colombiano y Arzobispo de Villavicencio, monseñor Óscar Urbina; el vicepresidente de la CEC y Arzobispo de Medellín, monseñor Ricardo Tobón, y el Secretario General de este organismo y Obispo auxiliar de Medellín, monseñor Elkin Álvarez.

Los obispos en su mensaje piden: Profundizar en la vida como el don más grande y maravilloso de Dios, dirigir más esfuerzos a la prestación digna, eficaz y humanizante de los servicios de salud, y multiplicar las acciones para acompañar y aliviar los sufrimientos de los enfermos.

Finalmente hacen un llamado a los legisladores y profesionales de la salud, para que recuerden la invitación del Papa Francisco para que asuman «decisiones valientes y contra corriente» en defensa de la vida, especialmente la de los más pobres y débiles.

Con información de El Colombiano y la CEC

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=30774

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.