El dividendo de la paz en Colombia

0 100

Por Manuela Badawy

 miércoles, 14 de septiembre de 2016

(del semanario Barron’s, especial para The Wall Street Journal)

Luego de medio siglo de conflicto interno, Colombia está a unas pocas semanas de decidir si desea decirle sí a la paz.

El mes pasado, el Gobierno llegó a un esperado acuerdo de cese al fuego y pactó los términos de una paz permanente con el mayor grupo insurgente del país, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, (FARC). El acuerdo podría avivar las esperanzas de una recuperación económica en los próximos años y representa una oportunidad para que los inversionistas se suban a la primera ola de probables ganadores en la región.

Colombia, que sufre de una alta inflación y déficits comerciales y fiscales, votará para aprobar los términos del acuerdo de paz en un plebiscito fijado para el 2 de octubre. Si es aprobado, el gobierno probablemente implementará duras reformas fiscales. “Colombia ha retrasado el ajuste a los precios más bajos del petróleo para preservar el apoyo al proceso de paz. Esto ha generado un aumento del déficit comercial”, escribió Jan Dehn, director de investigación de Ashmore Investment Management, en una nota del 30 de agosto.

Durante muchos años, Colombia soportó una guerra que mantuvo alejada a la inversión extranjera directa. Recientemente, los mercados financieros del país se han recuperado y los inversionistas consideran a Colombia como una apuesta segura, en comparación con países vecinos que sufren de inestabilidad política, social y económica.

El peso colombiano acumula un alza de 11% contra el dólar en lo que va del año, beneficiándose del leve aumento de los precios del petróleo y de un creciente apetito por los activos de alto rendimiento. La percepción de los inversionistas del crédito soberano del país también ha mejorado, según Pablo Bréard, director de economía internacional de Scotiabank.

Un acuerdo final con las FARC no mejorará la situación económica a corto plazo. Al contrario, la economía sufrirá un deterioro antes de mejorar y es en ese momento cuando los inversionistas deben subirse al tren. Capital Economics espera que el crecimiento del Producto Interno Bruto se desacelere a 2% en 2016, frente a 3,1% el año pasado.

El acuerdo de paz probablemente llevará a un mayor gasto del gobierno en infraestructura, salud y educación en las áreas rurales pobres donde operaban las FARC. El costo de implementar el acuerdo oscilará entre US$15.000 millones y US$45.000 millones, es decir entre 5% y 15% del PIB, extendido a lo largo de varios años, estima Capital Economics. Por lo tanto, el gasto tendrá que aumentar a corto plazo.

Algunos analistas dicen que es poco probable que haya un torrente de inversión extranjera directa luego del acuerdo, ya que la situación de seguridad ha estado mejorando por cerca de 15 años, en parte por una ofensiva liderada por el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe. “La llegada de turistas se ha más que cuadruplicado en la última década. La inversión extranjera también se ha incrementado desde 2002 y, como tal, muchas de las ganancias de esta mejoría de la seguridad probablemente ya tuvieron lugar”, escribió Adam Collins, de Capital Economics, en una nota de julio.

De todos modos, la inversión y el crecimiento podrían subir a mediano plazo, a medida que áreas que se encontraban en zonas de conflicto atraigan inversiones en minería y agricultura, según la calificadora de riesgo Fitch Ratings.

Hasta el momento, los inversionistas en la bolsa del país han visto crecer su dinero, pese a un ajuste de a política monetaria que elevó las tasas de interés a 7,75% durante los últimos 11 meses para controlar la inflación y el déficit de cuenta corriente. El fondo que cotiza en bolsa Global X MSCI Colombia, el mayor de su tipo dedicado a Colombia en los mercados estadounidenses, con más de US$80 millones, registra un aumento de 32% este año, mientras que el iShares MSCI Colombia Capped ha avanzado 31%. Un acuerdo de paz probablemente no desatará un tsunami de inversiones en dólares en el país, pero será un paso significativo en la dirección correcta.

http://lat.wsj.com/articles/SB10605583215429024627104582312213735858108

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.