Dolor y rabia expresaron los porteños en el masivo funeral del vigilante Eduardo Lara

0 57

DETERIORO DEL ORDEN PÚBLICO

Categórica condena a actos violentistas:

Dolor y rabia expresaron los porteños en el masivo funeral del vigilante Eduardo Lara

25 de mayo de 2016, El Mercurio, Audénico Barría

Hijo marino del fallecido señaló que no ha existido la misma reacción que tuvo el Gobierno en el caso de Rodrigo Avilés.

“Lo que ha ocurrido es tan injusto porque se trata de una persona común, como la inmensa mayoría de los chilenos, preocupados de trabajar para el bienestar de su familia. Por eso creo que esto causa tanta indignación”. Así resumió el intendente Gabriel Aldoney la sensación reinante en el funeral del vigilante municipal, Eduardo Lara, muerto en un incendio provocado por vándalos durante los desmanes perpetrados el 21 de mayo en el centro de Valparaíso.

Los restos de la víctima de la violencia callejera fueron velados en el salón de honor de la municipalidad, desde donde fueron trasladados al mediodía hasta el templo de los Sagrados Corazones, en calle Independencia, donde el obispo de Valparaíso, Gonzalo Duarte, ofició la misa fúnebre. El prelado dijo en su homilía que percibe que “hay ira, rabia en nuestros corazones y pareciera que sobran motivos, pero la ira del hombre no obra la justicia de Dios”.

“Tengo la sensación -dijo- que el modesto pueblo porteño está perdiendo la confianza en el Estado de Derecho tal como lo estamos viviendo. La gente percibe que el derecho pareciera no estar al servicio de los inocentes, al cuidado de ‘los ciudadanos de a pie’. Si es así sería extremadamente grave”.

Durante el recorrido hacia el cementerio Parque del Sendero, el cortejo pasó frente al edificio donde Lara murió en Avenida Pedro Montt y recibió numerosas muestras de pesar de la gente que se asomó a sus balcones. El suboficial de la Armada Boris Lara, hijo del guardia fallecido, expresó su agradecimiento por las muestras de cariño.

Consultado si ha sentido la misma solidaridad que las autoridades de Gobierno manifestaron el año pasado cuando el universitario Rodrigo Avilés sufrió severas lesiones causadas por el chorro de un carro lanzaguas de Carabineros, dijo que no.

“Cuando ocurrió lo del año pasado -dijo refiriéndose al caso Avilés- llegaron todos los personeros al instante, ¿por qué? Creo yo porque un uniformado había cometido algo contra un ciudadano, pero ahora, un ciudadano cometió (algo) contra otro ciudadano. (Este) no andaba uniformado, pero andaba encapuchado y ése era su uniforme”, señaló.

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.