DISCURSO PAPAL AL CUERPO DIPLOMÁTICO

3

El Papa denuncia que muchos derechos fundamentales están siendo pisoteados: ‘El primero entre todos el derecho a la vida’

INFOVATICANA   –     8 enero, 2018

“No son menoscabados sólo por la guerra o la violencia. En nuestro tiempo, hay formas más sutiles: pienso sobre todo en los niños inocentes, descartados antes de nacer; no deseados, a veces sólo porque están enfermos o con malformaciones o por el egoísmo de los adultos”, ha asegurado Francisco en su discurso a los miembros del cuerpo diplomático.  Este lunes 8 de enero, en la Sala Regia del Palacio Apostólico Vaticano, el Papa Francisco ha recibido en audiencia a los miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede con motivo de la felicitación del año nuevo.

En su discurso, el Papa se ha referido a la Declaración Universal de los Derechos Humanos -proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París el 10 de diciembre de 1948- y ha recalcado que “para la Santa Sede hablar de derechos humanos significa, ante todo, proponer la centralidad de la dignidad de la persona, en cuanto que ha sido querida y creada por Dios a su imagen y semejanza”.

Francisco ha lamentado que, después de setenta años, “muchos derechos fundamentales están siendo todavía hoy pisoteados”. El primero entre todos, como ha denunciado el pontífice, el derecho a la vida, a la libertad y a la inviolabilidad de toda persona humana: “No son menoscabados sólo por la guerra o la violencia. En nuestro tiempo, hay formas más sutiles: pienso sobre todo en los niños inocentes, descartados antes de nacer; no deseados, a veces sólo porque están enfermos o con malformaciones o por el egoísmo de los adultos. Pienso en los ancianos, también ellos tantas veces descartados, sobre todo si están enfermos, porque se les considera un peso. Pienso en las mujeres, que a menudo sufren violencias y vejaciones también en el seno de las propias familias. Pienso también en los que son víctimas de la trata de personas, que viola la prohibición de cualquier forma de esclavitud”.

El Santo Padre también ha señalado que, a lo largo de los años y, sobre todo, “a raíz de las agitaciones sociales del «sesenta y ocho»”, la interpretación de algunos derechos ha ido progresivamente cambiando, “incluyendo una multiplicidad de “nuevos derechos”, no pocas veces en contraposición entre ellos”. Francisco ha advertido del peligro de que, en nombre de los mismos derechos humanos, se intenten “instaurar formas modernas de colonización ideológica de los más fuertes y los más ricos en detrimento de los más pobres y los más débiles”.

Otro de los derechos humanos sobre el que el Papa ha llamado la atención es el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión y ha denunciado que “el derecho a la libertad religiosa, a menudo, no se respeta y la religión con frecuencia se convierte en un motivo para justificar ideológicamente nuevas formas de extremismo o un pretexto para la exclusión social, e incluso para la persecución en diversas formas de los creyentes”.

Asimismo, el Papa ha dedicado un recuerdo especial a las familias, lamentando que “la familia, especialmente en Occidente, está considerada como una institución superada”. En su discurso a los miembros del cuerpo diplomático, Francisco ha instado a llevar a cabo políticas concretas que ayuden a las familias y ha advertido de que el desinterés por las familias trae consigo una dramática consecuencia: la caída de la natalidad. “Estamos ante un verdadero invierno demográfico. Esto es un signo de sociedades que tienen dificultad para afrontar los desafíos del presente y que, volviéndose cada vez más temerosas con respecto al futuro, terminan por encerrarse en sí mismas”.

https://infovaticana.com/2018/01/08/papa-denuncia-muchos-derechos-fundamentales-estan-siendo-pisoteados-primero-todos-derecho-la-vida-la-libertad-la-inviolabilidad-toda-persona/

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.