Chile renunció oficialmente a su condición de cristiano el día en que firmó la ley de aborto

0 455

InfoVaticana – 21 de septiembre de 2017


Así lo ha afirmado el obispo de la diócesis chilena de Los Ángeles, Felipe Bacarreza, que ha lamentado que con la aprobación del aborto se ha adoptado una ley contraria a la ley de Dios. En ocasión del tradicional Te Deum por el aniversario de Chile, el Obispo de Los Ángeles, Mons. Felipe Bacarreza, expresó su “dolor” al constatar que con la aprobación del aborto “por primera vez se ha adoptado en nuestro sistema legal una ley contraria a la ley de Dios”.

“En la historia tendrá que escribirse que el día en que Chile oficialmente renunció a su condición de cristiano fue el día en que firmó la ley de aborto, que permite en tres casos matar a seres humanos inocentes”, lamentó el Prelado.

En su homilía, Mons. Bacarreza sostuvo que por primera vez este año “venimos a celebrar el aniversario patrio con dolor en el alma por la patria”. “Nos duele la patria, porque vemos que ella ha decidido sacudirse de sus hombros el suave yugo de la ley de Dios y ha preferido adoptar el pesado yugo de la ley humana”, expresó.

El 14 de septiembre de 2017, fecha en que se promulgó la ley del aborto, para el Obispo de Los Ángeles “un día nefasto” en el que Chile le dijo a Dios: “no queremos que tú nos gobiernes”. “Hemos aprobado una ley que permitirá matar en nuestros hospitales a seres humanos inocentes, creados por Dios para que comiencen su existencia, que vean la luz y aporten a nuestro mundo con los dones que Dios les ha dado”, sostuvo.

También hizo mención a la ideología de género que está presente en la agenda legislativa, hoy especialmente en el debate por el mal llamado “matrimonio homosexual”. Advirtió que lo que hay detrás de esta agenda está el intento por lograr la “destrucción de los valores cristianos tradicionales de los cuales el mundo quiere liberarse. Se trata de sacudirse el suave yugo de Cristo”.

En ese sentido cuestionó, “¿En qué momento dejó nuestro pueblo de ser cristiano? ¿Quién quitó del corazón de los chilenos el amor a Dios? Todos tenemos culpa y tenemos que pedir perdón”. Mons. Bacarreza exhortó a los cristianos a seguir luchando “para que todos los chilenos volvamos a unirnos en el respeto al carácter inviolable de la vida humana”.

En ese aspecto, destacó tres puntos fundamentales para lograr esta misión. El primero es la instrucción, como por ejemplo conocer la doctrina de la Iglesia respecto al aborto. El segundo es la participación y coherencia política.
Finalmente, el tercer aspecto es vivir la misericordia, ya que “no hay anuncio más elocuente de Cristo que el amor fraterno, que adquiere la forma de la misericordia, cuando se dirige a quien está sufriendo, a los más necesitados”.

‘Chile renunció oficialmente a su condición de cristiano el día en que firmó la ley de aborto’

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.