Cardenal Sarah muestra su preocupación por la confusión que existe en el mundo católico

0 248

CRISIS EN LA IGLESIA


Los más pesimistas no previeron ni siquiera la décima parte de la verdad en lo que se refiere a la crisis en la Santa Iglesia. Cuando Paulo VI denunció la autodemolición en los años 60, muchos creyeron que era una exageración, pero la realidad trágica y escandalosa ya está delante de nosotros confirmándola, al punto que varios cardenales se han sumado a las denuncias.

InfoVaticana / 3 diciembre, 2016

 

El prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos señala que la confusión extrae su savia de la falta de formación que afecta incluso a sus hermanos en el episcopado.

El cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha mostrado su preocupación por la confusión que existe en el mundo católico, incluso entre los obispos, respecto a la doctrina de la Iglesia en declaraciones al semanario católico francés Homme Nouveau recogidas por Infocatólica. 

Como prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el cardenal Sarah se ha sentido llamado a intervenir, ya que la actual confusión implica a los sacramentos de la penitencia, la eucaristía y el matrimonio. En su entrevista, señala que la confusión extrae su savia de la falta de formación que afecta incluso a sus hermanos en el episcopado.

El cardenal Sarah ha recordado que toda la Iglesia se ha mantenido firme en que no es posible recibir la comunión cuando se es consciente de estar en pecado grave, un principio confirmado definitivamente por San Juan Pablo II en la encíclica Ecclesia de Eucharistia“:

Precisamente en este sentido, el Catecismo de la Iglesia Católica establece: «Quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar». Deseo, por tanto, reiterar que está vigente, y lo estará siempre en la Iglesia, la norma con la cual el Concilio de Trento ha concretado la severa exhortación del apóstol Pablo, al afirmar que, para recibir dignamente la Eucaristía, «debe preceder la confesión de los pecados, cuando uno es consciente de pecado mortal.”       (Carta encíclica Ecclesia de Eucharistia del Sumo Pontífice Juan Pablo II). En su entrevista, el cardenal Sarah añade que “ni siquiera un Papa puede dispensar de esta ley divina”.

http://infovaticana.com/2016/12/03/sarah-muestra-su-preocupacion-por-la-confusion-que-se-ha-extendido-en-el-mundo-catolico/

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.