Agricultores de Llanquihue a 50 años de la reforma agraria: “No tenemos nada que celebrar”

0 261

El Mercurio       26 de agosto de 2017 Soledad Neira Farías


Llamaron al Gobierno a mostrar la verdad completa y afirman que una de las mayores pérdidas fue la buena relación que siempre tuvieron con los trabajadores.

“La mayor parte de nuestros campos no cumplía con los requisitos para ser expropiados, pero falsearon documentos, encuestas y dictaron decretos igual. ¿Y a quién le reclamaba? Acá nunca funcionó el tribunal agrícola”, recuerda el agricultor Federico Oelckers ante una audiencia muy atenta, conformada mayoritariamente por representantes del sector de la Provincia de Llanquihue.

Oelckers fue uno de los expositores en el seminario “A 50 años de la reforma agraria: La verdad completa”, que se desarrolló en la sede local de la Universidad San Sebastián, y fue organizado por Agrollanquihue. “Como gremio entendemos que este no es un evento para la celebración”, dijo Eduardo Schwerter, presidente de la entidad gremial, para justificar la actividad. “Estamos tratando de entregar la mayor cantidad de antecedentes de la reforma agraria, incluso de antes de 1967, y mostrar la verdad completa”, recalcó.

Junto a Oelckers, quien presidió Agrollanquihue entre 1969 y 1973, expusieron el investigador Ángel Soto, de la Universidad de los Andes; el ingeniero agrónomo e investigador Alberto Valdés, de la Universidad Católica de Chile; Joaquín García-Huidobro, agricultor y empresario; y Andrés Montero, ingeniero comercial de la Universidad de Chile y consejero de la Sociedad Nacional de Agricultura.

En el marco de las exposiciones de Soto y Valdés, que aportaron antecedentes históricos y el resultado de investigaciones que en el tiempo han puesto en perspectiva este proceso que partió hace 50 años, muchos de los protagonistas hicieron emocionados recuerdos. Y coincidieron en que incluso, más allá de las tierras, una de las mayores pérdidas fue “la buena relación que siempre tuvimos con nuestros trabajadores”.

“A diferencia de lo que ocurría en otras zonas, en que sus dueños se enteraban lejos de sus tierras que había sido expropiado, aquí vivimos en los campos. Trabajamos con nuestra gente. Nuestras familias quedaban atrapadas y nosotros impedidos de entrar o salir de nuestras propiedades”, recordó Oelckers.

“¿Y para qué?”, se preguntó. Citando antecedentes de Agrollanquihue, recordó que en la zona había más de 1.800.000 mil hectáreas, 779 mil de las cuales eran de privados y el resto fiscales. Eran expropiables 212 mil, pero más de 15 mil eran cordilleras o bosques.

“La Cora (Corporación de la Reforma Agraria) se quedó con 49 mil para asignar a nuevos propietarios. Y aunque en Llanquihue se asignaron 16 mil arables, más del 50% de esos terrenos han sido transferidos. Con ello, después de todo el sufrimiento, cuatro a cinco años, con tomas, atropellos, detenidos, después de todo lo que ocurrió, no más de 8 mil hectáreas están en manos de parceleros. Por ello, no tenemos nada que celebrar”.

Montero pide que se informe la verdad completa del proceso y criticó los festejos impulsados por el Gobierno, por tener “una visión parcial, porque no están los afectados”, dijo. También manifestó que “esto es un escándalo, porque el Gobierno tiene un relato muy parcial de fenómeno”.

TRASPASO
Agrollanquihue asegura que de las 49 mil hectáreas expropiadas solo 8 mil están en manos de parceleros.

http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=391905

Déjanos tu opinión

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.