Aborto: el trasfondo de un debate

0 480

ABORTO

Aborto: el trasfondo de un debate 

La Tercera, 30 de Marzo de 2016

Los planteamientos de un senador dejan en evidencia lo que subyace tras la discusión de la ley sobre aborto. La actual administración comprometió, desde la presentación de su programa de gobierno, un proyecto de ley para despenalizar “la interrupción voluntaria del embarazo en caso de peligro de la vida de la madre, violación o inviabilidad del feto”.

 

Dicha iniciativa se encuentra en trámite legislativo y ha generado diversas reacciones y manifestaciones públicas tanto en contra como a favor de la misma.

Su objetivo central, como advirtió la Mandataria en su mensaje al Congreso, consiste en terminar con la amenaza de pena privativa de libertad para “aquellas mujeres que se encuentren en esta disyuntiva”, partiendo de la base de que “la prohibición absoluta y la criminalización de toda forma de interrupción del embarazo no han impedido ni impiden su práctica en condiciones de riesgo para la vida y salud de las mujeres”.

 

Por lo mismo, el proyecto -al menos en la forma en que fue presentado- se limitó a despenalizar el aborto bajo tres causales específicas, siendo la relativa al embarazo por violación la que generó el menor respaldo durante el trámite de aprobación de la iniciativa en la Cámara de Diputados. Lo anterior, volvió a dejar en evidencia que estamos frente a una propuesta legislativa altamente controvertida, incluso al interior del bloque oficialista.

 

Buena parte de la desconfianza de los sectores contrarios a una ley de esta naturaleza se sustenta en lo que perciben como una intención encubierta de convertir este proyecto de despenalización del aborto bajo tres causales en un punto de inicio para legislaciones más amplias sobre esta materia. Dicha suspicacia encuentra respaldo a partir de declaraciones de parlamentarios de gobierno que buscan trasladar el debate, desde esa supuesta criminalización que denunció el mensaje presidencial, hacia una abierta discusión sobre el reconocimiento constitucional de “la vida del que está por nacer”.

 

Estos planteamientos, además de sobrepasar las intenciones del proyecto original, buscan confundir a la opinión pública introduciendo una diferenciación entre persona y ser humano que el constituyente no consideró al momento de garantizar “el derecho a la vida y a la integridad física y síquica de la persona”, como también lo reconoció el mensaje presidencial al Congreso, al recordar que “el Estado debe equilibrar ese mandato (proteger la vida del que está por nacer) con aquellas situaciones que puedan afectar la vida, salud y derechos” de las mujeres.

 

La convocatoria a “tener una discusión madura e informada”, como planteó la Presidenta de la República, no se cumple cuando un senador descalifica opiniones por considerarlas “posturas del mundo de la elite” o cuando plantea que, en caso de embarazo por violación, “se condena a la víctima a ir a la cárcel, pero no al victimario”. Bien sabe el legislador que el Código Penal establece severas sanciones para quien comete el delito de violación. Tampoco corresponde descalificar una garantía constitucional a partir de una crítica al origen de la carta fundamental. Ello pondría en una compleja tela de juicio a toda la institucionalidad que hoy rige al país, incluyendo por cierto la propia legitimidad del parlamentario que emite estos comentarios.

 

http://www.latercera.com/noticia/opinion/editorial/2016/03/894-674362-9-aborto-el-trasfondo-de-un-debate.shtml

Ayúdenos a llegar a miles de personas como usted.