Vistazo de la Semana

¿Diferencias de “identidades” entre Goic y Guillier?

12 Junio 2017

Las polémicas entre los candidatos Goic y Guiller pueden llevar a pensar que existe una oposición de fondo entre ambas opciones.

Máxime cuando tal oposición es más que natural, una vez que la DC dice responder a una concepción “cristiana” de la persona y de la sociedad, mientras que el candidato de la NM proviene del mundo radical, masón,  y agnóstico; además de lo cual, apoyado por los comunistas.

Sin embargo, las sucesivas posiciones adoptadas por ambos candidatos,  en el tema donde más se debería mostrar tal oposición -la familia- han demostrado que, lejos de existir una confrontación, lo que hay es casi una identidad.

En efecto, los asuntos relacionados con la familia dicen referencia principalmente a la concepción de lo que se entiende por persona. De ahí que lógicamente debería existir una profunda contradicción entre el pensamiento de un cristiano y el de un masón.

Pasemos a ver los hechos concretos:

1.- Sobre el proyecto de Aborto ambos candidatos están completamente a favor. Más aún, en la discusión habida el lunes de la semana pasada en el Senado respecto a la objeción de conciencia, Guillier presentó una indicación para agregar que el médico no podrá excusarse de realizar el aborto “ante el inminente vencimiento del plazo establecido para la causal del número tres” (violación).

La senadora Goic, por su parte, apoyó la indicación, lo que imposibilitará a un médico católico ejercer su derecho de libertad de conciencia en estos casos. Ambos candidatos, además, coincidieron en oponerse a la objeción de conciencia institucional, con lo cual las clínicas u hospitales católicos que prestan servicios médicos no podrán ejercer su derecho de objeción de conciencia.

2.- Sobre el mal llamado “matrimonio homosexual”, el Senador Guillier ha manifestado su apoyo, incluyendo la adopción de niños por parte de esas uniones. Ambas iniciativas estarán en su programa de gobierno.

A su vez, en reciente entrevista de TV con el periodista Carcuro, la candidata DC manifestó: “Es de los temas donde yo he ido cambiando mi percepción. (…) Estoy mucho más abierta a este tema y creo que lo valioso es como nosotros reconocemos la capacidad de dos personas de quererse, de querer construir un proyecto en conjunto”.

Como se ve, la senadora Goic no hizo ninguna referencia al bien común de la sociedad, a la naturaleza complementaria de los sexos, a la procreación, etc. Menos todavía a una ley Moral o a los Mandamientos de la Ley de Dios.

Lo importante para ella, es exclusivamente que “dos personas se quieran”, con lo cual se abre campo para todo tipo de aberraciones morales, como son la poligamia, la pedofilia y otras conductas apoyadas en el mero sentimiento –para no decir sentimentalismo– individual.  

3.- Adopción de niños por parejas homosexuales:

Ya vimos que el candidato Guillier se manifestó a favor de esta iniciativa. La candidata “cristiana” no se quedó atrás: “… entre que un niño esté (en el Sename) con derechos vulnerados, yo prefiero que esté en un hogar, que esté con personas que le entregan cariño y hoy día, con nuestra actual legislación, una pareja homosexual como soltero puede sin ningún problema (…) Yo creo que a nuestro país le hace mucha falta es entrar a estos temas sin estigmatizar, sin complejos, sin poner barreras”. Es decir, los derechos del niño a tener un padre y una madre para ella no pasan de ser “complejos” y “barreras”.

4.- Identidad de Género.

Igual similitud de opinión se encuentra en ambos frente al proyecto de Identidad de Género. Ambos votaron a favor la semana pasada en la discusión de la iniciativa. La única diferencia está en que la senadora apoyó la indicación de Walker que propuso acompañar dicha solicitud de una opinión médica “no vinculante”, lo que, en la práctica, no pasará de un mero trámite.

                                                                                                ***

En conclusión, la “identidad” DC no se distingue en nada de la del candidato de la Nueva Mayoría. De ahí que ella no esté encontrando sino el 2% de respaldo. La actitud confrontacional, inaugurada recientemente, más parece una estrategia electoral que una verdadera oposición de contenido.

En realidad, la candidatura DC ha servido para mostrar hasta qué punto a ella no le queda absolutamente nada de “cristiana”, (si alguna vez lo tuvo) fuera del propio rótulo, con el que pretenden engañar a los últimos incautos.

Por el bien de la familia y de los que están por nacer, esperamos que la candidatura de Chile Vamos, no siga la misma senda que la DC.

©Credo, pasado, presente y futuro de Chile

Cargando Comentarios de Facebook...