Javier Navascués entrevista al profesor Roberto de Mattei

13

Es un honor poder entrevistar a D. Roberto de Mattei, que, gracias a la gestión de mis predecesores, es autor destacado de la página. Con motivo de la incorporación a nuestra web de su prestigiosa agencia Corrispondenza Romana en español hemos creído oportuno hacerle una entrevista de bienvenida para que explique a los lectores quiénes son y cuáles son sus fines así como avalar la labor de Adelante la Fe, que califica de muy valiosa mientras se alegra de que podamos unir nuestros esfuerzos ambos portales.

¿Por qué decidió sacar a la luz Corrispondenza Romana en español?

En los últimos años está cobrando bastante impulso Corrispondenza Romana y tiene lectores en todo el mundo. Desgraciadamente, no todos conocen el italiano, ni el francés, lengua en la que aparece cada veinte días Correspondence européene, que publica en francés muchos artículos de Corrispondenza romana a la vez que publica otros por su propia cuenta. El español es, junto con el inglés, una de las lenguas más habladas del mundo. Pero a diferencia del inglés, es una lengua latina, medio de expresión de una cultura católica. Soy admirador de la lengua y la cultura española, porque España cumplió una gran misión histórica combatiendo tanto el islam como las herejías que amenazaban a Europa desde el interior. Alejandro Farnesio luchó en Amberes, y Ambrosio Spínola en Ostende contra la Holanda protestante, mientras que los tercios napolitanos derrocharon valor al servicio de la Contrarreforma católica. Esta hermandad espiritual entre ambas naciones latinas es parte de nuestra historia.

¿Podría resumir muy brevemente la historia de esta señera agencia que se publica desde 1985?

Cuando nacimos no existían en Italia agencias noticiosas como Corrispondenza Romana, y naturalmente tampoco existía Internet. Nuestra publicación aparecía en papel, y todavía sigue publicándose así, aunque tenga su difusión más amplia a través de Internet. Pero actualmente en Italia, gracias al desarrollo de Internet, existen numerosos blogs de orientación católica tradicional con los cuales tenemos cordiales relaciones. El nombre de Corrispondenza Romana alude a una agencia de noticias fundada en 1907 por monseñor Umberto Benigni, que había creado también una asociación internacional antimodernista, el Sodalitium Pianum, con miras a sostener la obra de Pío X y de su secretario de estado, el cardenal Rafael Merry del Val. En 1909, Corrispondenza Romana se convirtió en Correspondence de Rome, y más tarde, de 1913 a 1914, en Cahiers de Rome. El fallecimiento de San Pío X interrumpió esta importante iniciativa cuyo espíritu hemos querido recobrar. Ahora bien, ya no estamos bajo Pío X, sino bajo el papa Francisco, cuyo programa de pontificado parece ser la antítesis del que tuvo el papa Sarto. Esto no nos desalienta, porque servimos a la Iglesia, a la cual Nuestro Señor garantizó su asistencia todos los días, hasta el final de los siglos.

¿Cuáles son los fines de esta agencia?

El primero es llevar a cabo una labor informativa seria, minuciosa y documentada. El segundo es realizar una labor de orientación, necesaria en los tiempos en que vivimos. Y tiene también otro fin: ser una plataforma que permita que los que, dispersos por el mundo, libran el buen combate de la fe puedan aunar fuerzas en la batalla por Cristo Rey. Iglesia Católica quiere decir Iglesia universal, porque Jesús encomendó a sus discípulos la misión de hacer llegar el Evangelio a todos los rincones de la Tierra. El Reinado Social de Cristo es un ideal que, sin negar la especificidad de las naciones, congrega a las personas y a los pueblos en torno a los principios del Evangelio, como en el Medievo cristiano. Cuando viajo a veces me sorprendo al encontrarme en plena sintonía con personas a las que no conozco de nada y que tienen una misma cosmovisión cristiana.

¿Por qué en estos tiempos es más importante que nunca defender la Tradición y la sana doctrina para combatir el modernismo?

Porque la única alternativa al modernismo es la Tradición. Benedicto XV, en la encíclica Ad beatissimo Apostolorum Principis del 1º de noviembre de 1914, declara lo siguiente contra los modernistas: «Queremos que sea respetada aquella ley de nuestros mayores: Nihil innovetur nisi quod traditum est: nada se innove sino lo que se ha transmitido». En tiempos de crisis como la actual, en los que al interior de la única Iglesia coexisten y se enfrentan posturas divergentes en un clima de fragmentación y anarquía, el Magisterio inmutable de la Iglesia, transmitido por los pontífices a lo largo de dos mil años de historia constituye la referencia irrenunciable.

La prensa contrarevolucionaria tiene una gran misión y  responsabilidad…

Las fuerzas revolucionarias han creado instrumentos, como Internet, que están frustrando sus planes de conquista. El caso de Facebook es elocuente. Facebook se ha creado para acelerar el proceso hacia la república universal, pero un empresario canadiense, Robert Mercer ha conseguido utilizar los datos de dicha plataforma para contribuir al Brexit y a la victoria de Trump en EE.UU. No es casual que George Soros haya atacado recientemente las redes sociales, acusándolas de favorecer los nacionalismos europeos. A mi juicio, Internet supone una gran oportunidad para la Contrarrevolución, porque permite crear islas de verdad en el inmenso mar cibernético.

¿Cómo valora la labor de Adelante la Fe y qué supone poder participar en este portal?

La labor que realiza Adelante la Fe es muy valiosa, y me alegra que podamos unir nuestros esfuerzos. El mundo tecnológico en que vivimos es un gigante con pies de barro, porque está levantado sobre cimientos artificiales, comenzando por el poder puramente virtual de los medios informativos. A la realidad artificial, nutrida por fuerzas preternaturales extendidas hoy masivamente por el mundo, contraponemos la realidad natural y sobrenatural de la sociedad cristiana, que por ser verdadera no puede ser derrotada. Eso sí, para que venza es necesario proclamarla, y tenemos la misión de dar voz a la verdad en un mundo de hipocresía y mentira. Da igual que seamos pocos. La fuerza de la verdad es inconmensurable.

Ya para despedirnos, ¿podría mandar un breve saludo a los lectores de Adelante la Fe y recomendar igualmente su agencia de noticias en español?

Animo a los lectores de Adelante la Fe y de Correspondencia romana a que se mantengan firmes en la fe (1ª de Pedro 5) en las tempestades que nos aguardan. La ayuda de la Divina Providencia no nos faltará jamás.

Javier Navascués

Cargando Comentarios de Facebook...