Apoyo a nuestros hermanos católicos perseguidos en China

30

Bienaventurados los que son perseguidos por amor a la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos!” (Mat. 5, 10); “si el mundo os odia, sabed que me odió a mí antes que a vosotros. Se fueseis del mundo, el mundo os amaría como siendo suyos. Como, empero, no sois del mundo, sino que del mundo os elegí, por eso el mundo os odia” (Ju. 15, 18-19).

Esas divinas palabras de Nuestro Señor Jesucristo expresan nuestra admiración a la única Iglesia Católica en la China, hoy bajo la bota comunista, y que tiene en V. Eminencia un egregio miembro y portavoz.

En efecto, causó asombro en el mundo católico la noticia de la visita de una delegación vaticana liderada por el arzobispo Claudio María Celli a China, quien, en nombre del Papa Francisco, pidió a los legítimos pastores de las diócesis de Shantou y Mindong que entregasen sus diócesis y sus rebaños a obispos ilegítimos nombrados por el gobierno comunista y en ruptura con la Santa Sede.

Como aterradora y amplificada repetición de las declaraciones de Mons. Casaroli en Cuba, llegaron las palabras de Mons. Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias y de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales, conocido como cercano consejero del Santo Padre. Según el diario “La Stampa” de Turín, del día 2 de febrero, él declaró: “En este momento, los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia son los chinos (…) Los chinos buscan el bien común, subordinan las cosas al bien general“.

Ni una sola palabra sobre la persecución religiosa que el comunismo inflige a nuestros hermanos en la Fe, a los obispos, sacerdotes y fieles prisioneros, ni a la violación sistemática y universal de los derechos fundamentales del hombre creado a imagen y semejanza de Dios.

El drama de la actual situación de los católicos chinos es el de todos los fieles que desean perseverar delante del Leviatán comunista. Ayer como hoy, presionados por la diplomacia de la Santa Sede para que acepten un acuerdo inicuo con el régimen comunista, enfrentan un gravísimo problema de conciencia: ¿es lícito decir no a la Ostpolitik vaticana y continuar resistiendo al comunismo hasta el martirio si fuere necesario?

La solución para tal perplejidad ya fue enunciada por el eminente líder católico brasileño Prof. Plinio Corrêa de Oliveira (1908-1995), fundador de la Sociedad Brasileña de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad, e inspirador de TFPs y entidades afines en los diversos continentes. El documento (que sigue adjunto) es intitulado La política de distensión del Vaticano con los gobiernos comunistas — Para la TFP: ¿cesar la lucha? ¿o resistir? fue divulgado en todo el orbe.

En la referida Declaración de Resistencia, el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira afirmaba (sin haber recibido ninguna objeción de Paulo VI o de sus sucesores) que para los católicos es no solamente lícito, sino hasta un deber imitar la actitud de resistencia del Apóstol San Pablo frente a San Pedro, primer Papa:

Habiendo el primer Papa, San Pedro, tomado medidas disciplinarias referentes a la permanencia en el culto católico de prácticas remanentes de la antigua Sinagoga, San Pablo vio en esto un grave riesgo de confusión doctrinaria y de perjuicio para los fieles. Se levantó entonces y ´resistió cara a cara´ a San Pedro (Gal. II,11). Este no vio, en el lance fogoso e inspirado del Apóstol de los Gentiles, un acto de rebeldía, sino de unión y amor fraterno. Y, sabiendo bien en lo que era infalible y en lo que no lo era, cedió ante os argumentos de San Pablo. Los Santos son modelos de los católicos. En el sentido en que San Pablo resistió, nuestro estado es de resistencia.

Siendo así, el Instituto Plinio Corrêa de Oliveira y asociaciones autónomas y hermanadas de todo el mundo, así como los miles de católicos que unen sus firmas a este mensaje de apoyo moral:

  1. Manifiestan a Vuestra Eminencia, a toda la Jerarquía, al clero y pueblo católico de la China, su admiración y su solidaridad moral, en esta hora en que urge erguir la resistencia ante el Moloch comunista y la Ostpolitik vaticana. Los obispos y sacerdotes de la perseguida Iglesia clandestina en China que ahora resisten, están siendo para el mundo entero un símbolo vivo del “buen pastor que da su vida por sus ovejas”.
  2. Afirman que nutren aliento, fuerza y esperanza invencible del épico ejemplo de los actuales mártires que perseveran en China. Nuestras almas católicas aclaman estas nobles víctimas: “Tu gloria Jerusalem, tu laetitia Israel, tu honorificentia populi nostri” (Judith 15,10). Esos mártires constituyen la gloria de la Iglesia, la alegría de los fieles, la honra de los que continúan la lucha sacrosanta.
  3. Elevan sus oraciones para que Nuestra Señora Emperatriz de la China con su desvelo de Madre socorra y dé ánimo a sus hijos chinos que luchan para mantenerse fieles a pesar de circunstancias tan cruelmente hostiles.

(1) El manifiesto completo se puede leer en https://ipco.org.br/a-politica-de-distensao-do-vaticano-com-os-governos-comunistas-para-a-tfp-omitir-se -o-resistencia/

Asociaciones hermanas y congéneres que también suscriben la carta:

Asociación Civil Fátima La Gran Esperanza – Argentina

Asociación Acción Familia – Chile

Associazione Tradizione Famiglia e Proprietà – TFP – Itália

Sociedad Colombiana Tradición y Acción – Colômbia

The Canadian Society for the defence of Christian Civilization – Canadá

The American Society for the Defense of Tradition, Family, and Property -TFP – Estados Unidos da América

Tradición y Acción – Espanha

Instytut Ks. Piotra Skargi – Polônia

The Philipippine Crusade for the Defense of Christian Civilization Inc. – Filipinas

Family Action South Africa – África do Sul

Société Française Pour La Défense de la Tradition, de la Famille et de la Propriété – TFP – França

Tradición y Acción por un Perú mayor – Perú

Österreichische Gesellschaft zum Schutz von Tradition, Familie und Privateigentum – Áustria

Krikščioniškosios Kultūros Gynimo Asociacija – Lituânia

Federation Pro Europa Christiana

Centro Cultural Cruzada – Colômbia

Tradición y Acción por un Uruguay Auténtico, Cristiano y Fuerte – Uruguai

Sociedad Paraguaya de Defensa de la Tradición, Familia y Propriedad – TFP

Tradition, Family, Property Association – Reino Unido

Instituto Santo Condestável – Portugal

Irish Society for Christian Civilisation – Irlanda

Sociedad Ecuatoriana Tradición y Acción – Equador

Cubanos Desterrados

Cargando Comentarios de Facebook...